Información sobre vivienda y economía

Casas “con fantasma” o cómo alquilar vivienda a mitad de precio en Japón

Autor: @javierpicazo

En Japón, como en muchas otras partes del planeta, el alquiler o la compra de una casa en la que haya habido un asesinato, suicidio o haya muerto una persona hunde el precio del inmueble. Esto ha provocado un incremento destacable en el país asiático de personas que acuden a las agencias inmobiliarias para pedir pisos de este tipo. Casas con “fantasma” cuyos precios llegan incluso a la mitad de su valor de mercado

Este tipo de edificios son conocidos como los “jiko-bukken”, literalmente “edificios-suceso”, y su demanda ha llevado a que ya haya agencias que se dedican en exclusiva a gestionar ventas y alquileres de edificios en los que se ha producido una tragedia. Las agencias garantizan una limpieza especial y se comprometen a hacer que desaparezca cualquier tipo de mancha o de olor antes de que un inquilino entre en el piso. Además, los alquileres en estas casas pueden alcanzar apenas 40.000 yenes (284 euros) al mes por una vivienda de una habitación en zonas del centro de tokio como el popular barrio de shinjuku, donde la media supera con creces el doble de ese precio

Las agencias garantizan una limpieza especial y se comprometen a hacer que desaparezca cualquier tipo de mancha o de olor antes de que un inquilino entre en el piso

Según la ley nipona las agencias están obligadas a informar a un posible comprador o arrendador hasta siete años después de producirse este tipo de episodios. Agencias como urban renaissance agency (ur) cuentan con unas 750.000 viviendas de este tipo en Japón, cuyo precio sitúan habitualmente a la mitad de una casa de características similares durante al menos los dos años posteriores al incidente. Además no solicitan ni depósitos ni comisión por renovar contrato (que suele equivaler a un mes de alquiler) para facilitar su colocación

Al margen de estas ayudas, la inmobiliaria va más allá y ofrece la fecha en la que murió la persona en la casa, la fecha en la que se encontró el cuerpo, la edad y el tipo de incidente. Según indican, la mitad de las casas de este tipo las alquilan como mucho un mes después de anunciarlas, con lo que la estrategia les está funcionando realmente bien

En Japón, uno de los países con mayor esperanza de vida del mundo con cerca de 30 millones de habitantes por encima de los 65 años (más del 24 % de su población), se hace cada vez más habitual el número de ancianos que viven solos y, por desgracia, fallecen en sus casas, lo que está disparando que cada vez haya un mayor índice de viviendas de este tipo

Solo en 2011, cerca de 2,2 millones de casas registraron un suicidio, una muerte natural o un homicidio que, a pesar de que culturalmente en Japón estigmatiza el lugar al dar mal augurio, se presentan como una gran oportunidad para muchas personas con presupuestos reducidos. Páginas web como
Oshima teru han creado una especia de “google maps” con las casas en las que ha fallecido alguien y las características del suceso
, Un buscador algo morboso, pero muy útil para los que busquen chollos. Siempre y cuando no les importe tener igual que compartir casa con un “fantasma”