Información sobre vivienda y economía

Los 10 errores 'de novato' que puedes cometer a la hora de alquilar una casa

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Quien ha buscado alguna vez piso en alquiler sabe que las gangas vuelan. Las mejores casas se alquilan enseguida y, cuando tenemos una de esas viviendas buenas-bonitas-baratas delante, nuestra capacidad de negociación y análisis se nubla. Las prisas y la presión por cerrar el acuerdo hacen que nos cortemos a la hora de tratar algunos temas contractuales que más adelante podrían ser importantes. Error

 

Para que no tengas problemas cuando alquiles tu próximo hogar, hemos recopilado el decálogo de las cosas que no debes hacer cuando estés negociando:

 

1.- no leer el contrato de cabo a rabo

Debes leerlo de principio a fin y no una, si no varias veces hasta que te quede todo claro. Lo que firmes irá a misa mientras esté vigente. Para evitar la presión de leerlo y releerlo delante del propietario de la casa, pide que te envíe el borrador por anticipado

 

2.- alquilarle el piso a un familiar, amigo o conocido sin un contrato

Alquilar una vivienda a una persona de confianza y a 'precio de amigo' puede parecer una gran idea aunque no haya contrato de por medios, pero no es así. Las palabras se las lleva el viento y nunca se sabe lo que puede pasar. Es conveniente que todo quede por escrito

 

3.- no negociar el precio o aquello que te genera inquietudes

Si crees que alguna cláusula es abusiva o si tu has cedido en algo y quieres que el propietario ceda en otro punto a cambio, debes manifestarlo. No tienes nada que perder y seguro que se puede llegar a un acuerdo justo para ambas partes

 

4.- aceptar acuerdos verbales que el propietario no quiera incluir en el contrato

Si te promete cosas verbalmente, como por ejemplo que no te subirá el alquiler según el ipc u otro concepto, pero no lo quiere incluir en el contrato, no tienes garantías de que cumpla con sus palabras. Siempre por escrito

 

5.- no firmar todas y cada una de las hojas que forman el contrato

Los expertos recomiendan que se firmen todas las páginas del contrato en ambas copias para que no se pueda alterar el contenido

 

6.- no revisar el estado del piso antes de firmar

En todo contrato de alquiler figura una cláusula referida a la compensación en caso de provocar desperfectos en el piso, normalmente a través de la fianza. Si no revisas el estado del piso antes de firmar el contrato podrán acusarte de desperfectos que no son cosa tuya

 

7.- no dejar constancia escrita de todos los desperfectos que hay en el piso

Es recomendable hacer una lista escrita de los desperfectos del piso, o incluso incluir un anexo con fotografías en el contrato, que lo firme el propietario. Es obvio que hasta que no entras a vivir no te das cuenta de todo lo que hay, por eso, podéis acordar un plazo de días para aportar esa lista

 

8.- pagar por adelantado

No pagues nada por adelantado hasta que no hayas visitado el piso y firmado el contrato. Si es una ganga y temes perderlo por no ceder al adelanto, busca asesoramiento legal y hazle firmar un documento al propietario en el que se especifique en concepto de qué adelantas ese dinero y cómo se procederá tanto si acabas alquilando el piso, como si no

 

9.- aceptar cláusulas abusivas

Hay propietarios que con el pánico a dar con un mal inquilino, cruzan la línea roja entre procurar un alquiler seguro y ser abusivo con los derechos del arrendatario. No las aceptes e intenta negociarlas

 

10.- asumir gastos que no te corresponden

Antes de alquilar el piso entérate bien de qué gastos y facturas debe pagar el propietario y cuáles debes pagar tú. Asegúrate también de que en el contrato esté viene especificado quién debe asumir el coste de las reparaciones en caso de necesidad