Información sobre vivienda y economía

Los grandes bancos venden un 10% más de viviendas en el primer semestre

Autor: Redacción

La banca sigue mejorando las cifras de ventas de inmuebles de su propiedad. En los seis primeros meses de este año se han desprendido de cerca de 35.000 viviendas, un 10% interanual más tras la presentación de sus resultados hasta el momento.

El ladrillo sigue siendo un lastre para el balance de las entidades aunque han visto como la reapertura del crédito y la recuperación macroeconómica han dado un importante impulso a la demanda de viviendas. “Se nota una gran mejora de la demanda minorista”, señaló Francisco Gómez, consejero delegado de Popular.

Además, el precio de la vivienda ha subido hasta alcanzar las previsiones que las entidades tenían en sus balances, después de tener que realizar provisiones durante los últimos años ante el bajo coste de los pisos y las escasas operaciones de compraventa.

Según datos del Banco de España, el sector bancario aún tiene 80.000 millones de euros en pisos, promociones y suelos que se han adjudicado durante la crisis a finales de 2014.

Para ir reduciendo esta cantidad, Bankia, Popular y Bankinter han apostado fuerte por dar un impulso al traspaso de inmuebles. La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri ha aumentado un 115% sus operaciones con 4.135 ventas entre enero y junio de 2015 frente a las 1.919 del primer semestre del año anterior. Además, se encuentra en proceso la operación Big Bang con activos adjudicados valorados en 4.800 millones de euros.

Popular se lleva la palma y ha vendido 7.576 unidades, hasta un 103,4% interanual más. Para la entidad la nueva gestión de profesionales han mejorado las ventas y va camino de superar su objetivo de lograr 2.000 millones por la venta de inmuebles en 2015.

Esta mejora de la situación ha hecho que los descuentos en los precios se reduzcan en el último año. “Del 40% de descuento en 2014 se ha pasado al 35% en 2015”, según José Antonio Álvarez, consejero delegado de Santander. Tanto Santander como Caixabank y BBVA han reducido las ventas de inmuebles adjudicados al tener menos presión para completar operaciones por las pérdidas de sus unidades de venta.