Información sobre vivienda y economía

Cómo cambiar la hipoteca de banco y reclamar al anterior lo cobrado por la cláusula suelo

Autor: Legálitas (colaborador de idealista news)

La existencia de la cláusula suelo ha sido un motivo más para que los afectados soliciten el cambio de banco, ya sea porque no les ha gustado cómo han gestionado lo relativo a esta controvertida condición contractual de las hipotecas o porque otra entidad les ofrece nuevas condiciones más ventajosas. 

En efecto, el mercado financiero ofrece distintas opciones que pueden ser interesantes para los clientes que buscan aumentar el plazo de amortización de su hipoteca, modificar el tipo de interés, refinanciar o reunificar deudas… Cada uno debe valorar los pros y los contras de esta opción y los gastos, gestiones y tiempo que conlleva.

En aquellos casos en que una persona decida cambiar su hipoteca a otra entidad debe saber que sigue conservando el derecho a reclamar contra la cláusula suelo que tuviera firmada en la hipoteca contratada con el primer banco y con ello tratar de pedir la devolución del dinero pagado de más.

Para ello primeramente debe comprobar si cumple estas tres premisas:

  • Realmente esa cláusula suelo le fue aplicada y pagó más a causa de ella.
  • Al tiempo de contratar el banco no le informó con la suficiente transparencia y claridad de su existencia y de los efectos que tendría para su bolsillo.
  • El plazo para reclamar judicialmente es de cuatro años contados desde que la hipoteca se cancele. Por tanto, la cláusula suelo puede impugnarse durante todos los años que dure la hipoteca y durante los 4 años siguientes a su cancelación.

¿Pero a qué banco debe dirigir su reclamación? En este proceso de cambio de entidad bancaria la casuística puede variar, pudiendo llegar a darse alguna de las situaciones las siguientes:

1.- Si usted subroga a una nueva entidad en la hipoteca que tiene con otro banco. En ese caso, a su vez pueden suceder dos cosas:

  • Que la nueva entidad bancaria modifique las condiciones del tipo de interés y con ello suprima la cláusula suelo vigente con la anterior entidad. En este caso la reclamación para obtener la devolución de su dinero por lo pagado de más con la cláusula suelo, debería dirigirla al anterior banco, que fue quien puso la cláusula suelo en su hipoteca. No olvidemos que judicialmente, para pedir la devolución del dinero, primero debe declararse esa cláusula nula.
  • Que la nueva entidad bancaria no modifique las condiciones del tipo de interés y no suprima la cláusula suelo incluida en la hipoteca inicial, de modo que usted tuviera que seguir pagándola. En este caso, poco frecuente, usted debería instar la nulidad de la cláusula suelo, dirigiendo su acción a ambas entidades bancarias para que la eliminaran de su escritura de hipoteca, y además solicitando a cada una la devolución de la parte pagada indebidamente; cada entidad debería devolver lo cobrado de más por este concepto.

2.- Su usted lo que hace es cancelar la hipoteca primera y contratar con el nuevo banco una hipoteca diferente, libre de cláusula suelo. En este caso, la reclamación para pedir la devolución por lo pagado de más en la cláusula suelo, deberíamos dirigirla lógicamente al primer banco, para lo cual debería instarse previamente la nulidad de dicha cláusula en la hipoteca que ya se ha cancelado.

En cualquiera de los casos anteriores. La forma de proceder sería dirigirse al director de la sucursal tratando de negociar esa opción y, no siendo posible, puede reclamar ante los Servicios del Defensor al cliente de la entidad y posteriormente a los Servicios de Reclamaciones del Banco de España; inclusive cabría plantearse la vía judicial.

A lo largo de 2014 el Banco de España recibió casi 30.000 reclamaciones por parte de los ciudadanos. Dos de cada tres de ellas estaban relacionadas con préstamos y créditos y más de la mitad (el 52,8%), estaba relacionada con las cláusulas suelo, lo que se traduce en 15.595 quejas o, lo que es lo mismo, unas 40 diarias.

En cuanto a la situación legal en esta materia, recordamos que:

  1. El asunto de la cláusula suelo está dando lugar a numerosas sentencias dictadas por juzgados y tribunales, además ya conocemos la jurisprudencia del Tribunal Supremo así como el informe emitido recientemente por la Comisión Europea aportado al Tribunal de Justicia de las Comunidades. Esa resolución tan esperada del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas puede llegar a sentar un antes y un después en la devolución de las cantidades pagadas de más a los bancos.
  2. Entretanto, legalmente hablado, la cláusula suelo sigue siendo legal y no existe normativa hoy por hoy que la declare abusiva. Por tanto, el tema central para que se declare judicialmente en cada caso su nulidad no radica en su ilegalidad, sino en la posible falta de transparencia por parte del banco, al tiempo de contratarla, por no haber informado al cliente convenientemente de su existencia y de las consecuencias económicas que para el cliente puede llegar a tener el fijarla. Desde un punto de vista normativo sí se ha establecido que los bancos deben destacar y reseñar convenientemente la cláusula suelo que introduzcan en las escrituras de hipoteca.
  3. En esa obligación de información al cliente, de igual modo, hay que apelar al deber de los notarios de informar y asesorar a las partes firmantes. También recordemos que el cliente puede consultar el contenido de la escritura durante tres días antes de la firma.

Artículo escrito por Inmaculada Carrillo, abogada de Legálitas.

¿Te ha quedado alguna duda? Ahora, por ser lector de Idealista ofrecemos la posibilidad de consultar gratuitamente a uno de los abogados especialista en Derecho Inmobiliario de Legálitas.