Información sobre vivienda y economía

Los fondos Oak Hill, Fortress y AnaCap pujan por un lote de crédito promotor de BBVA

BBVA está cogiendo velocidad a la hora de sacudirse el ‘ladrillo’ de su balance, después de unos años con una actividad inmobiliaria moderada. Ya tiene varios finalistas para uno de los paquetes que ha puesto en venta: el 'Proyecto Vermont', que cuenta con 100 millones en crédito promotor avalado con viviendas terminadas, interesa a los fondos Oak Hill, Fortress y AnaCap, según ha podido saber idealista/news.  

El 'Proyecto Vermont' es una cartera de crédito promotor avalado principalmente con viviendas nuevas ya construidas valorada en casi 100 millones de euros. En concreto, el 89% en términos de valoración de la deuda corresponde a vivienda, el 3,9% a plazas de garaje, el 5,3% a locales, el 1,2% a hoteles y el 0,1% restante a trasteros. En total hay casi 1.000 activos inmobiliarios que avalan el lote.

Esta cartera de deuda, cuyo capital pendiente de pago asciende a 77,5 millones de euros, está siendo gestionada por la firma N+1. Según fuentes financieras consultadas por idealista/news, ya cuenta con finalistas pese a que el banco presidido por Francisco González esperaba cerrar la operación a mediados del pasado mes de octubre. 

Oak Hill Advisor es una firma de inversión especializada en inversiones arriesgadas de deuda tanto en Norteamérica como en Europa. En España aún no es muy conocido, pero de las operaciones en las que están y que han trascendido destaca su papel como uno de los “rescatadores” de Abengoa. También está detrás de la filial de aparcamientos de Isolux, tras inyectar unos 100 millones de euros a cambio de quedarse con esta empresa a partir de 2019. 

El fondo oportunista estadounidense Fortress ha protagonizado varias operaciones de calado en nuestro país. El año pasado vendió la financiera de las cajas de ahorro, Lico Leasing, a otro fondo buitre, Apollo. También puso a la venta toda su cartera de créditos hipotecarios morosos adquiridos entre 2009 y 2013 en nuestro país, bajo el nombre de ‘Proyecto Coast’.  

Y AnaCap es una firma de capital riesgo especializada en invertir en negocios en dificultades por Europa o en carteras de activos problemáticos, como es el caso del Proyecto Vermont. Según datos de Deloitte recogidos por el diario Expansión, Oaktree, Lone Star y HSH son los compradores de carteras de créditos tóxicos más activos de Europa, seguidos de otros como Bain Capital, AnaCap o Apollo. 

BBVA suma y sigue

El 'Proyecto Vermont' no es el único paquete que está en el mercado. Cuenta con otros lotes como el 'Proyecto Boston', con 16 edificios de oficinas repartidos por Madrid, Barcelona o Valencia; el ‘Proyecto Detroit', que cuenta con naves y suelo de uso industrial, el 'Proyecto Rentabiliza', con promociones inmobiliarios, o el 'Proyecto Buffalo', consistente en cerca de 4.000 pisos valorados en entre 300 y 400 millones de euros, según publicó el diario Voz Pópuli.  

El año pasado sacó al mercado otras carteras: una de deuda promotora garantizada con obra nueva terminada por unos 70 millones de euros. El paquete, bautizado con el nombre 'Proyecto Liceo', estuvo gestionado por la consultora inmobiliaria Irea. El otro paquete, denominado 'Proyecto Otelo', consistía en 18 hoteles repartidos por toda España. Y también lanzó el 'Proyecto Zafiro': 15 inmuebles de oficinas, retail y logística.