Información sobre vivienda y economía

La Generalitat aumenta en 2,2 millones de euros las ayudas para alquiler social

La Agencia de Vivienda de Cataluña, órgano donde el gobierno catalán centra todos sus servicios en materia de vivienda, ha abierto la convocatoria para solicitar prestaciones al alquiler para colectivos específicos en riesgo de exclusión social. La dotación máxima será de 2,2 millones de euros ampliables. La prestación será de 200 euros mensuales y 2.400 anuales por persona beneficiaria. Es el segundo año que se convoca esta ayuda, que en 2016 benefició a 659 familias.

La ayuda dará continuidad a las personas que ya fueron beneficiarias de prestaciones de urgencia y forma parte de las prestaciones que la Generalitat pone a disposición de la ciudadanía para evitar la pérdida de la vivienda. Esta ayuda se suma a los 109,2 millones de euros que ha destinado el gobierno catalán en ayudas en vivienda lo que ellos consideran para frenar desahucios. 

Desde que se constituyera en enero de 2016 el nuevo equipo de Puigdemont a la cabeza, la consellería de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda ha llevado a cabo una campaña de promocionar ayudas y recursos para facilitar el acceso a la vivienda, una de las principales preocupaciones de los catalanes. Sus datos muestran un aumento de 25 millones en esta materia respecto a 2015, un gasto que ayudó a más de 60.000 familias.

En los Presupuestos para 2017, recientemente aprobado aunque prosiblemente recurridos por el gobierno central en breve, se reservaban 400 millones para vivienda. La última ley aprobada que reforzaría esta partida es la 4/2016, una ley fruto de la iniciativa legislativa popular cabe recordar, que sustituía la suspendida parcialmente 24/2015. Los objetivos que se marcan con ella desde la Generalitat son, principalmente: reducir los pisos vacíos que dejó la crisis inmobiliaria e impulsar nuevos programas sociales que cubran las necesidades de los más vulnerables.