Información sobre vivienda y economía

Sitges y El Maresme, el nuevo atractivo para compradores de vivienda en Barcelona

Autor: Redacción

Para aquellos que buscan comprar vivienda en Barcelona deben poner el ojo fuera de la capital catalana. La ciudad no tiene capacidad para absorver toda la demanda, los precios no han parado de crecer desde la recuperación del sector en 2014 y eso crea un efecto dominó en otras zonas. Es el caso de las áreas costeras de Sitges, donde se han triplicado las ventas respecto a 2016, y la comarca del Maresme, que se espera duplique ventas a finales de año.

Por un apartamento de dos dormitorios de Barcelona se pueden encontrar casas independientes de cuatro dormitorios, piscina y vistas al mar. O, al menos, eso es lo que apunta un reciente estudio de mercado de la agencia inmobiliaria Lucas Fox, especializada en viviendas de lujo. Aparte del atractivo que suponen esas diferencias, el aumento de precio de Barcelona, "lleva a que muchos compradores busquen en las afueras propiedades en mejores condiciones y con el mismo presupuesto", explica Tom Maidment, socio de Lucas Fox Maresme.

Las transacciones realizadas en la oficina del Maresme, según recoge el último informe de Lucas Fox, aumentaron casi un 60% durante el primer semestre de 2017 en comparación con el mismo periodo de 2016. Las previsiones de Lucas Fox es que esas ventas se dupliquen al finalizar el año. 

En el caso de Sitges, los precios han aumentado un 4% intersemestral en la primera mitad de 2017, según el índice de precios publicado por idealista. Pese al incremento, la demanda en esta población costera sigue al alza. Muestra de ellos el el 175% más de propiedades vendidas a través de Lucas Fox en Sitges, 5 veces más transacciones que en los primeros seis meses del año anterior. 

El valor medio de las transacciones efectuadas en ambas zonas costeras, según las ventas de Lucas Fox, ha sido de 1,3 millones de euros, aunque con diferencias significativas. Mientras que los compradores de Lucas Fox adquirieron viviendas en Sitges como segunda residencia, en el Maresme lo hacían como residencia principal.

Para Rachel Haslam, directora de Lucas Fox Sitges, aunque los precios han aumentado estos años, "todavía están lejos del pico experimentado en 2007". Asimismo, celebra que el primer semestre de 2017 ha tenido un flujo constante de ventas y un buen ritmo en todos los niveles del mercado: "el número de peticiones ha ido en aumento respecto al año anterior y hemos visto un marcado interés de los compradores nacionales. A medida que avanza el año, hay cada vez más señales que esta dinámica se mantendrá", pronostica Haslam.