Información sobre vivienda y economía

Huertos en el garaje y neveras compartidas: así serán las casas cuando Amazon lo conquiste todo

Fuente: Instagram | Argodesign
Fuente: Instagram | Argodesign
Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

La cruzada de Amazon por conquistar hasta el último rincón de nuestra casa ofreciéndonos todo tipo de productos y servicios continúa. El último paso de la compañía ha sido comprar la cadena de supermercados Whole Foods: el gigante del comercio electrónico ha pagado 13.700 millones de dólares (11.601 millones de euros) para “acercar productos de calidad y naturales a todo el mundo”. Gracias a ello, Jeff Bezos se ha quedado con 460 tiendas plagadas de caros alimentos de calidad, que ahora vende con grandes descuentos.

Pero el objetivo del fundador de Amazon y tercer hombre más rico del mundo es más ambicioso. Hace unos meses, presentó un plan para crear supermercados futuristas. Solo una ‘app’ registrará con un código QR tu entrada en el establecimiento. A partir de ese momento, coges lo que te apetezca como si se tratara de un bufé libre y sales con las mismas, ya que no hay colas ni cajeros. El cobro se realiza automáticamente en tu cuenta ‘online’ sin tener que hacer nada.

Fuente: Instagram | Wholefoods
Fuente: Instagram | Wholefoods

La compañía ‘online’ ha especificado además que los productos de Whole Foods llegarán a casa a través de sus servicios de envío Amazon Fresh, Prime Pantry y Prime Now. Este sería así un paso más en el camino por conquistar nuestro hogar.

Basándose en los últimos movimientos del gigante tecnológico, la firma de diseño Argodesign, con sede en Austin (Texas), ha imaginado cómo podrían ser las casas del futuro ideando “una experiencia de venta al por menor radicalmente positiva y radicalmente innovadora”. ¿Te imaginas que un cubo de basura de Amazon adivinara tu gustos gastronómicos o que la nevera cobrara vida?

‘Echo’ organiza tu vida (y tu nevera)

En 2014, Amazon presentó Echo, un altavoz inteligente que quiere convertirse en el mayordomo virtual de las casas respondiendo solícito a nuestras peticiones: por ejemplo, permite pedir comida para que no te tengas que mover del sofá. Además, también podemos comprar productos de Amazon gracias a sus Dash Buttons (los pequeños dispositivos wifi que podemos colocar en nuestra casa para comprar diferentes productos y que el año pasado llegaron a España).

Para Bezos no solo es importante el acceso a todos los artículos posibles, sino su forma de distribuirlos. De hecho, Amazon lleva tiempo trabajando en un sistema de reparto con drones. De hecho, ha patentado un método para que las farolas se conviertan en nidos para ellos o un centro de almacenamiento aéreo para albergar a todos estos aviones no tripulados.

Así que, ¿podría existir un frigorífico que haga el pedido por ti y que además albergue alimentos frescos trasladados hasta tu vivienda por estos robots voladores? Estos diseñadores han imaginado esa situación, en la que ningún humano intervendría: tu nevera encargaría la compra y un dron te la traería. De esta forma, tendrás la tienda en casa.

Fuente: Instagram | Argodesign
Fuente: Instagram | Argodesign

Agricultura en tu garaje

Si los drones dominaran la distribución de alimentos, menos personas utilizarían el coche para desplazarse. Por ello, estos diseñadores creen que los garajes de los hogares podrían usarse para cultivar frutas y verduras con la técnica hidropónica (sin tierra, solo con agua y minerales).

Argodesign ha imaginado además que cultivar esos productos pasaría a ser un servicio (ofrecido por Amazon, por supuesto). Pagando una cuota mensual, podrías tener un huerto en tu casa con todo el equipamiento necesario, además de un empleado que venga cada pocas semanas a cuidarlo. ¿Una idea demasiado imaginativa o algo realista teniendo en cuenta el auge de los huertos urbanos?

Escanea los alimentos que compras al vecino

Estos diseñadores han pensado incluso que Amazon podría inventar un sistema para escanear comida casera, capaz de detectar si lleva posibles alérgenos y patógenos, además de analizar su valor alimenticio, gracias a un envase similar a un táper.

Esto permitiría ofrecer un nuevo servicio relacionado con la llamada economía colaborativa: podrías cocinar para tus vecinos, amigos o compañeros y venderles tus recetas con todas las garantías, al tiempo que ellos comprueban que no hay nada raro. O a la inversa, puedes comprarle al del cuarto piso su famosa tarta de chocolate que alguna que otra vez te ha dado a probar y que a ti no te queda igual.

Aunque el servicio puede no llegar a existir, sin duda Amazon podría potenciar con él un negocio de alimentación local que con los años se ha ido perdiendo a la vez que nos uniría con los que viven a nuestro alrededor.

Fuente: Argodesign
Fuente: Argodesign

Tu basura dirá mucho de ti

Esta firma de diseño ha imaginado incluso un modo en el que Amazon podría averiguar lo que te gusta comer de forma sigilosa: analizando tu cubo de basura. No te espiaría, sino que tú mismo se lo contarías tirando los desechos en el agujero que prefieras del cubo: ‘Pedir de nuevo’ o ‘No’. De esta forma, el gigante tecnológico sabrá qué productos no necesitas en la próxima compra.

Es más, esto favorecería la creación de una fuente de ingresos a partir de productos reciclados, recompensando los hábitos de los usuarios. Por ejemplo, si tiras un plátano sin haberlo comido podrías ser penalizado económicamente, en cambio, si reciclas un producto podrías ganar un dinerillo extra. Al final, sería una forma de incentivar a los consumidores para que se preocupen por el medio ambiente.

Fuente: Argodesign
Fuente: Argodesign

Ahora bien, ¿de verdad instalaremos un huerto en su garaje? ¿Realmente pediremos la comida a nuestro vecino? ¿Por qué tiene siquiera que saber Amazon lo que como?

“Con Airbnb o Uber, la reacción inicial siempre fue de extrañeza. “¡No voy a entrar en el coche de un extraño! ¡No me voy a quedar en la casa de un desconocido!” Y luego, se convierte en algo, les damos valor”, ha comentado Mark Rolston, fundador de Argodesign, la firma de diseño que ha imaginado los posibles servicios que Amazon podría ofrecer en el futuro. Habrá que esperar para ver si sus predicciones se cumplen o no, pero no se puede negar la originalidad de estas propuestas que podrían transformar nuestras casas.