Información sobre vivienda y economía

El sector del alquiler vacacional aplaude la propuesta de Madrid para su regulación... pero con matices

Autor: Redacción

La alcaldesa de Madrid anunció un paquete de medidas para regular las viviendas de uso turístico. Habrá libertad para que el propietario alquile su piso sin necesidad de licencia si lo hace durante menos de 90 días al año. Para aquella actividad que supere los tres meses, el Consistorio exigirá una licencia de actividad turística, además de estar registrado en un Censo.

A la falta de conocer los pormenores de este Plan de Regulación de las viviendas de uso turístico, la alcaldesa ha adelantado que cualquier particular podrá poner su casa para alquiler vacacional si lo hace durante menos de 90 días al año.

“Desde el Área de Desarrollo Urbano Sostenible plantean dos alternativas: una para aquellos propietarios que deciden utilizar su casa para alquiler turístico de forma colaborativa, siempre que no sea más de 90 días”, afirmó Manuela Carmena a los medios.

La otra opción es para aquellos que pasen a arrendar su piso para alquiler vacacional durante más de 90 días. “Tendrán que cumplir con parámetros profesionales y contar con una licencia de alojamiento turístico”, destacó la alcaldesa de Madrid.

Aunque la regulación de los alquileres de pisos turísticos es competencia de cada Comunidad Autónoma, el Ayuntamiento de Madrid ha querido ir más allá y va a establecer sus propias condiciones para aquellos pisos que operen dentro del municipio, sobre todo en el centro de la capital. Para ello, pretende establecer un censo de pisos turísticos y la obligatoriedad de contar con una licencia.

Para Almudena Ucha, directora de Rentalia "ahora queda que el Ayuntamiento aclare como se va articular la concesión de licencias: número, zonas, requisitos, y plazos. Con estas licencias se limitará la actividad del alquiler vacacional más allá de lo que establece la normativa turística de la Comunidad de Madrid, y eso nos preocupa porque de nuevo nos enfrentamos a limitaciones de mercado innecesarias y desproporcionadas".

Desde la modificación del Gobierno de la Ley de Arrendamientos Urbanos en junio de 2013, que dejó fuera a las viviendas dedicadas al alquiler vacacional, las Comunidades Autónomas tratan de establecer nuevas normativas para legislar un mercado incipiente que busca salir de la ‘alegalidad’. 

La Comunidad de Madrid está trabajando para modificar la ley que regula los pisos turísticos. Entre las medidas que pondrá en marcha está dar luz verde a las comunidades de propietarios para que prohíban el alquiler vacacional en el edificio. Una medida que ya ha recibido las críticas de los expertos del sector.

Otra novedad es la creación de un certificado de idoneidad para vivienda de uso turístico como documento técnico que pueda garantizar al usuario de la vivienda en la que va a alojarse que ésta cumple unos parámetros determinados. El propietario deberá contar con hojas de reclamación o un seguro de responsabilidad civil.