Información sobre vivienda y economía

Alquiler en Madrid y Barcelona: así cambiaron los precios en tu zona durante 2017

El mercado del alquiler en las dos grandes capitales tuvo una evolución dispar el año pasado. Según el informe de precios de idealista, en Madrid subieron un 7,9% de media frente a la caída de Barcelona, que cerró 2017 con una bajada del 2,4%. A pesar del descenso generalizado, la Ciudad Condal se consolida como la ciudad más cara, con 17,5 euros/m2), seguida de la capital española (15,5 euros/m2). 

Mientras los precios de los arrendamientos en España han subido de manera generalizada con un incremento medio del 18,4% interanual a cierre de 2017, según el informe de alquiler publicado por idealista, las rentas han evolucionado de forma dispar en las dos grandes ciudades del país. 
 
Madrid y Barcelona han sido siempre el referente del mercado de alquiler. De hecho, siguen siendo las dos ciudades más caras para alquilar, pero este año no han encabezado los incrementos, cediendo el protagonismo a Santa Cruz de Tenerife (22,7%), Las Palmas de Gran Canaria (22,5%) o Girona (20,5%), entre otras. 
 
Madrid, por ejemplo, se ha quedado a la mitad de crecimiento que la media nacional, con una subida del 7,9% interanual, mientras que Barcelona cierra un año con caídas por primera vez en un lustro (-2,4%), y junto a Cáceres (-1%) son las únicas capitales de provincia que registran bajadas medias de los alquileres. 

Distritos de Madrid: Una sola caída y seis máximos históricos 

La ciudad de Madrid registró en el último trimestre del año su dato medio más alto de la serie histórica, con 15,5 euros/m2, batiendo la marca anterior del 3T 2017, y por segunda vez desde que se conocen los datos de alquiler supera los 15 euros de media. 
 
Esta nueva marca viene supetidada por los máximos históricos alcanzados en seis distritos: Centro (19 euros/m2), Salamanca (18,5 euros/m2), Retiro (15,9 euros/m2), Tetuán (15,3 euros/m2), Barajas (12,2 euros/m2) y Fuencarral (12 euros/m2). 
 
Dos de los tres distritos más caros de la capital alcanzaron sus máximos a cierre de 2017: Centro (19 euros/m2), Salamanca (18,5 euros/m2). Solo Chamberí, con 17,1 euros/m2, cerró con una caída del –1,4%, acabando el año por debajo del precio mercado a finales de 2016. 
 
Sin embargo, los distritos más caros no fueron los que tuvieron las mayores subidas interanuales. Usera (15,7%), Barajas y Villaverde (ambos con 15,4%) encabezaron los incrementos. Hortaleza (13,2%), Chamartín (13%), Moratalaz (12,6%), Retiro (12%), Puente de Vallecas (10,5%) y Salamanca (10,6%) también tuvieron subidas de doble dígito. 
 
"Con el aumento de la certidumbre laboral muchas personas deciden dar el paso de irse a una casa, de momento, en alquiler. Y ante la mejora económica las casas que se alquilaron entre 2011-2013 en un entorno de una profunda crisis económica salen ahora, finalizados sus contratos, a un escenario radicalmente distinto y sus precios despiertan de la hibernación en la que estuvieron durante 7 años", afirma Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista
 

Distritos de Barcelona: la incertidumbre política frena los precios 

 
Por primera vez desde finales de 2012, la Ciudad Condal cierra un año con caídas generalizadas en los precios del alquiler de viviendas. 2017 concluye con 17,5 euros/m2 de media, su dato trimestral más bajo de todo el año, y un 2,4% menos que a finales de 2016. 
 
Cinco distritos, de hecho, cuatro de los cinco más caros de la ciudad tuvieron caídas interanuales: Ciutat Vella (-5%), Eixample (-3,8%), Gràcia (-3,6%) y Sarrià-Sant Gervasi (-1,9%), a los que se ha unido Horta Guinardó (-2,8%). 
 
Otros cinco distritos vieron incrementados sus precios frente a diciembre de 2016: Sant Martí (7,4%), Nou Barris (4,9%), Les Corts (2,7%), Sants-Montjuïc (1,5%) y Sant Andreu (1%).  
 
Sin embargo, se nota la incertidumbre política generada que comenzó a partir de septiembre. Con los datos intertrimestrales en la mano, se anotan siete descensos de los 10 distritos que conforman Barcelona. Solo Horta Guinardó (0,8%), Nou Barris (0,7%) y Sant Andreu (4,5%) tuvieron mayores precios en diciembre que en septiembre. Por el contrario, Gràcia (-8,9%) y Eixample (-7,1%) apreciaron las mayores caídas entre el tercer y el cuarto trimestre. 
 
El distrito de Sant Andreu registró su máximo histórico con 13,6 euros/m2, mientras como comentábamos antes solo Sant Martí se mantuvo en positivo entre los distritos más caros, con 19,2 euros/m2, moderando su precio desde máximos. Ciutat Vella (18,9 euros/m2), Eixample (18,1 euros/m2), Sarrià-Sant Gervasi (16,8 euros/m2) y Gràcia (16,1 euros/m2) rebajaron sus alquileres. 
 
Habrá que esperar a los datos de los próximos meses para saber si esto se convierte en una tendencia o si, en cambio, ha sido un hecho más puntual por la incertidumbre política en Cataluña.