Información sobre vivienda y economía

El stock de vivienda usada en Madrid se desploma más de un 40% en los últimos 3 años

Autor: Redacción

El stock de vivienda usada en venta se ha reducido un 42,9% en la ciudad de Madrid en los últimos tres años, según un estudio publicado por idealista. En el mes de diciembre de 2014 se anunciaban en el portal un total de 30.027 viviendas, mientras que en el mismo mes de 2017 la cantidad se había reducido hasta las 17.143 unidades.

La reducción de la oferta de viviendas en venta también ha sido significativa en la ciudad de Pamplona, donde han bajado un 32,2%. Le siguen los descensos de San Sebastián (-24,7%), Bilbao (-19,3%) y Girona (-16,8%). Con bajadas inferiores al 10% se sitúan Sevilla (-9%), Valladolid (-8,1%), Valencia (-5,9%), Málaga (-4,3%), Las Palmas de Gran Canaria (4,2%) y Toledo (-0,6%).

En todas las demás capitales españolas el número de viviendas en el mercado se incrementó en estos tres años. En Barcelona el parque a la venta creció un 10%, pero la mayor subida se registró en Pontevedra (87,7%), Cuenca (78,5%) y Oviedo (74,5%).

Distritos de Madrid

La dispersión geográfica de la capital provoca que la reducción del stock no haya sido uniforme en este periodo. La mayor caída del producto disponible se ha dado en Arganzuela, donde las personas en busca de una vivienda en venta se encuentran con casi un 60% menos oferta que en 2014 (59,8%). Con caídas superiores al 50% se sitúan Chamberí (-53,2%) y Retiro (-53%). A continuación están las reducciones de Salamanca (-49%), Fuencarral (-47,2%), Ciudad Lineal (-46,3%), Carabanchel (-45%), Tetuán (-43,4%) y Chamartín (-43,3%).

Por el contrario, la menor contracción del stock es la producida en Vicálvaro (-21,5%), seguida por Villa de Vallecas (-27,5%) y Villaverde (-28,2%).

Para Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, “la situación que está viviendo Madrid comienza a ser preocupante. Cada vez hay menos casas en venta, lo que podría provocar significativos incrementos de precios a corto y medio plazo. A esta situación se une la actitud paralizadora del Ayuntamiento, que reducirá enormemente la construcción de nuevas viviendas en Madrid durante los próximos 20 años. En caso de que esta tendencia se mantenga, el futuro de los precios de la capital se presenta muy complicado”.