Información sobre vivienda y economía

El reciclaje llevado al extremo: una empresa crea un mueble sostenible para separar los residuos

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay
Autor: @Lucía Martín (colaborador de idealista news)

El año pasado empezamos a oír hablar en los medios de comunicación de las crecientes islas de plástico que pululan por los océanos, que no son para nada paradisíacas, y es que no somos conscientes de la cantidad de plástico que generamos a diario.

En Europa, cada persona genera unos 500 kilos de basura al año, mucha de ella, plásticos (de hecho, algunos países ya han empezado a prohibir las pajitas de dicho material porque tardan muchísimo en degradarse). Sí, generamos mucha basura en el hogar y además, no siempre sabemos reciclar correctamente, es más, estamos convencidos de lo contrario: plásticos que acaban en el vidrio, aceites que se van por el desagüe, pilas que se tiran en cualquier sitio... [Consulta aquí una guía rápida para aprender a reciclar]

Te vamos a ayudar a que tengas un poco más claro cómo reciclar. Es más, se puede reciclar bien, en casa, y a la vez, ser eco sostenible. Porque el interés del consumidor es cada vez mayor (y la conciencia medioambiental también) y las empresas responden a ello.

Por ejemplo, la firma finlandesa Niimar, una empresa familiar que se nutre de plásticos reciclados para fabricar algunos de sus productos, propone soluciones de almacenaje eco sostenibles: válidas tanto para casa como para la oficina. La primera que han lanzado al mercado ha sido Ecosmol, un mueble para separar el plástico, el cartón o papel, y el vidrio, elaborado en madera finlandesa de abedul. El mueble es multiuso y además de para reciclar, se puede utilizar como mesita. Dos en uno. Lo curioso de esta papelera de reciclaje, más allá de que la haya diseñado un diseñador harto conocido en Finlandia, Harri Koskinen, es que sus distintos compartimentos son lavables, para evitar, precisamente, el uso de bolsas de plástico en su interior.

Foto: Niimar
Foto: Niimar

La firma también fabrica objetos con plástico reciclado, como un reloj realizado con los envases de los cosméticos Lush. No tienen un portfolio muy extenso de productos ya que como reconoce su fundadora, Enni: “Solo creamos productos que sean útiles y de materiales sostenibles, no queremos sacar ni un producto innecesario, el medio ambiente no lo necesita”, explica. O sea, lo imprescindible, siempre fabricado con cabeza y con un fin útil.

Foto: Niimar
Foto: Niimar

Enii nos da algunas otras ideas para consumir y reciclar con cabeza en casa:

  • Por ejemplo, nada de botellas de plástico. “Si no queremos beber directamente el agua del grifo, mejor conservarla en botellas de acero o de vidrio”.
  • Acabar de una vez con las bolsas de plástico. Sí, son muy prácticas pero dejan una huella en la naturaleza demasiado pesada: “Es mejor utilizar bolsas reutilizables, las bolsas de algodón o de lino para transportar verduras y frutas son más recomendables”, añade. Con este simple gesto estarás minimizando tu consumo de plástico.
  • Ojo con cómo reciclas en el día a día: hay muchas cosas que no pueden ir al apartado de plásticos normales. “Por ejemplo, el embalaje de PVC 3. Los juguetes, utensilios de cocina, cepillos de dientes… no son envases”. Y evidentemente otros residuos como el aceite, las medicinas o los productos químicos deben ir a sus puntos de reciclaje concretos, no a la bolsa de basura general.
  • Otros tips para reciclar: aprovecha camisetas antiguas o cortinas viejas para hacer trapos de cocina o para limpiar. “También, si los cortas en pequeños trozos pueden servirte para desmaquillarte, en lugar de utilizar algodón o toallitas desmaquillantes de un solo uso”.
  • Mejor que jabones en envases de plástico (y esto es válido sobre todo en el baño), utiliza jabón en barra.

En definitiva, se trata de, con pequeños y sencillos gestos, reducir la huella que dejas en el medio ambiente.