Información sobre vivienda y economía

El Gobierno podría aprobar la reforma del alquiler de manera inminente

Autor: Redacción

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ultima la puesta en marcha de medidas urgentes en materia de alquiler de viviendas, según ha podido saber idealista/news. El mercado no descarta que el Consejo de Ministros apruebe este viernes 14 medidas como la ampliación de los contratos de arrendamiento tres a cincos años (siete en el caso de empresas) o la imposición de dos meses de fianza. Queda en el aire si saldrá adelante o no la propuesta de limitar los precios de los alquileres en zonas de mayor demanda. 

Desde la entrada del Gobierno de Pedro Sánchez el pasado junio, la vivienda ha sido uno de sus principales caballos de batalla. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, lleva tiempo afirmando que el Ejecutivo abordará cuanto antes los cambios regulatorios en el mercado del alquiler de viviendas.

La secretaria general de Vivienda del Ministerio, Helena Beunza, ya adelantó a idealista/news algunas de las medidas contempladas que se estaban estudiando para su aprobación en un próximo Consejo de Ministros. Ahora, parece inminente la entrada en vigor de ese paquete de cambios antes de final de año.

Según fuentes del sector, y falta de confirmación del Gobierno, el Consejo de Ministros de este viernes 14 de diciembre (o el próximo del 21 de diciembre en Barcelona) aprobará medidas urgentes en materia de alquiler. Entre los cambios que se han barajado en los últimos meses se encuentran:

  • Se ampliará el plazo de prórroga obligatoria de los contratos de alquiler de tres a cinco años, y se ampliará la prórroga tácita de uno a tres años para personas físicas. En el caso de que la parte arrendadora sea una persona jurídica serán 7 años de prórroga obligatoria y 3 de tácita.
  • Si llegada la fecha de vencimiento del contrato, o de cualquiera de sus prórrogas, una vez transcurridos como mínimo cinco años de duración de aquel en el caso de personas físicas o siete años en personas jurídicas, ninguna de las partes hubiese notificado a la otra, al menos con seis meses de antelación a aquella fecha, su voluntad de no renovarlo, el contrato se prorrogará necesariamente durante tres años más.
  • Se establecerá que no se podrán pactar garantías adicionales a la fianza en metálico hasta un máximo de dos mensualidades de la renta. Los gastos de gestión inmobiliaria y de formalización del contrato irán a cargo del arrendador (en los supuestos en los que el arrendador sea una persona jurídica).
  • Se establecerá que el derecho del arrendador a recuperar la vivienda antes del plazo legalmente establecido deba estar recogido en el contrato de arrendamiento, de forma que se impulse la estabilidad para el arrendatario y se conozcan de forma transparente las condiciones del contrato.
  • Se incluirá la posibilidad de que las AAPP competentes ejerzan los derechos de tanteo y retracto cuando la vivienda arrendada se venda conjuntamente con las restantes viviendas o locales propiedad del arrendador que formen parte de un mismo inmueble y cuando se vendan de forma conjunta por distintos propietarios a un mismo comprador la totalidad de los pisos y locales del inmueble.

El Índice de Precios, la gran incógnita

Lo que aún no está claro es que el Gobierno vaya a sacar adelante una de las propuestas más comprometidas en materia de alquiler: limitar los precios en las zonas con mayor tensión entre la oferta y la demanda, como Madrid o Barcelona. Una medida muy criticada tanto por el sector inmobiliario, los grandes inversores y fondos de inversión o incluso del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Hasta ahora, el Ejecutivo había barajado la posibilidad de limitar los arrendamientos en determinadas zonas:

  • Los Ayuntamientos podrán elaborar un índice de precios de alquiler de referencia de acuerdo con una metodología objetiva y sujetos a revisión periódica. Los consistorios podrán declarar temporalmente una zona urbana de mercado tensionado cuando se haya producido un incremento abusivo de las rentas de alquiler de vivienda habitual.
  • El objetivo del Gobierno es que los Ayuntamientos y las CCAA puedan regular y limitar las subidas “abusivas” del precio del alquiler en las zonas previamente declaradas tensionadas y a la vez evitar posibles efectos de contracción de la oferta de vivienda en alquiler. 

Habrá que esperar a las próximas horas para saber si finalmente estas medidas irán en el próximo Consejo de Ministros del viernes 14 de diciembre o habrá que esperar más tiempo a su puesta en funcionamiento.