Información sobre vivienda y economía

Barcelona se prepara para el ‘coliving’: estudia las primeras licencias en el barrio de La Marina

Si el año pasado ‘coworking’ fue una de las palabras más repetidas, en 2019 parece que el residencial se llevará todas las miradas, en concreto las nuevas fórmulas de vivienda como el coliving. Tanto es así que Barcelona ya se prepara para recibir a los primeros operadores: el Consorci de la Zona Franca, entidad pública con el objetivo de dinamización económica de la ciudad de Barcelona y su área metropolitana, ya se encuentra gestionando licencias para abrir sus primeros centros de ‘coliving’ en el barrio de La Marina.

Si bien de momento se desconocen los nombres de las firmas que desembarcarán en España bajo este modelo, fuentes del sector aseguran que ya se han empezado a tramitar los primeros permisos para proyectos que se encuentran en fase inicial. “Así como el coworking se ha convertido en los 2 últimos años en un fenómeno de éxito para el mercado de oficinas en España, el ‘coliving’ profesionalizado quiere seguir sus pasos y probar suerte en el mercado residencial”, explican desde la consultora inmobiliaria Forcadell.

“Los grandes fondos de inversión internacionales, en su búsqueda por activos alternativos que ofrezcan rentabilidades más altas, están estudiando el mercado español para implantar este modelo, que ya ha triunfado en otros países como EEUU, Alemania, Reino Unido y Tokio”, sostienen desde Forcadell.

Con su entrada, estos operadores profesionalizarán una práctica habitual en España de compartir vivienda añadiéndole aspectos sofisticados propios de las residencias de estudiantes. Los proyectos de ‘coliving’ que se han desarrollado hasta el momento han diseñado complejos con, por un lado, habitaciones y aseos individuales y, por el otro, amplias zonas comunes con salas de cine y de juegos (con ping pong, billar, etc.), bibliotecas, gimnasios, restaurantes y piscinas, entre otros.

Según Toni López, socio de Forcadell y director del área de inmobiliaria de empresa, “los ‘millenials’ han cambiado la manera de consumir y han abanderado un cambio de pensamiento social entorno a la propiedad, la experiencia y el uso; es lógico e inevitable que esta tendencia haya llegado al sector inmobiliario”. Se trata de una generación que valora las experiencias y busca optimizar al máximo los recursos, pagando únicamente el uso y la experiencia de un bien, sin el coste o la gestión de tenerlo en propiedad.

Medici y Corestate, los primeros ‘valientes’

Medici y Corestate se han convertido en los primeros grupos en mirar a España de cerca para sus primeras viviendas bajo la fórmula del coliving. Tal y como adelantó idealista/news, Medici Living quiere llevar su modelo de ‘coliving’ a más mercados en Europa y se ha fijado en España como uno de sus nuevos objetivos a explotar.

La empresa alemana ha unido fuerzas con el fondo alemán Corestate para invertir más de mil millones de euros en el desarrollo de su negocio por toda Europa. En el mercado español, la compañía operará bajo la marca Quarters y ya negocia su primer proyecto de ‘coliving’ en el centro de Barcelona.

Medici Living y Corestate han acotado su fórmula de ataque a ciudades de más de medio millón de habitantes y a activos a rehabilitar o de nueva construcción, con un ticket medio de inversión de entre 20 millones de euros y 60 millones de euros. Los planes de ambos grupos pasan por que hayan 35 activos en los próximos años operando bajo la marca Quarters y que gestionen más de 6.000 camas.

La compañía ha explicado que, entre sus planes, están la adquisición, promoción y gestión de activos para su reconversión en ‘colivings’ “Queremos ser los WeWork del ‘coliving’”, sostienen los fundadores de Medici Living.

Medici cuenta con tres edificios de ‘coliving’ ubicados en Berlín, con una capacidad para 45 residentes y nueve apartamentos; y dos más en Estados Unidos, en ciudades como Nueva York o Chicago, donde las mensualidades tienen una horquilla de entre 1.100 dólares (967 euros) y 1.500 dólares (1.320 euros).

Tras la inyección de capital recibida por Corestate, Medici Living podrá llevar su modelo Quarters a otras ciudades. Además de Barcelona, sus planes en Europa contemplan la apertura de colivngs en Londres y París. La estrategia de la compañía es abrir este tipo de residencies en las principales capitales del mundo, por lo que también hay previsión de llevar este modelo a Washington, Los Ángeles, San Francisco, Sao Paulo, Sydney, Shanghai o Tokio a medio plazo.