Información sobre vivienda y economía

Manuela Carmena presenta los 10 ejes de su política de vivienda para Madrid

De izqda a dcha.: Marta Higueras, teniente de alcalde; Manuela Carmena, alcaldesa y José Manuel Calvo, concejal de Urbanismo / Ayuntamiento de Madrid
De izqda a dcha.: Marta Higueras, teniente de alcalde; Manuela Carmena, alcaldesa y José Manuel Calvo, concejal de Urbanismo / Ayuntamiento de Madrid

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, presentó junto a la primera teniente de alcalde, Marta Higueras, y el delegado de Urbanismo, José Manuel Calvo, las líneas maestras para la vivienda con las que se presenta a la reelección al Ayuntamiento de la capital. Sus políticas se centrarán en aumentar el parque público en alquiler social y actuar sobre el mercado para contener los precios del arrendamiento.

La plana mayor en materia de vivienda del Ayuntamiento de Madrid presentó el decálogo ’10 líneas para el derecho a la vivienda’ recogiendo las principales políticas municipales en materia de vivienda que han intentado desarrollar en esta legislatura como aumentar el parque de viviendas y suelo propiedad de la Empresa Municipal de Vivienda de Madrid (EMVS) que destinarán íntegramente al alquiler social.

La delegada de Equidad, Asuntos Sociales y Empleo y primera teniente de alcalde, Marta Higueras, destacó que el parque de viviendas con el que se encontraron cuando entraron al Ayuntamiento en 2015 se había reducido en un 78,6% hasta poco más de 6.100 pisos.

“De las 22.600 viviendas vendidas, casi 3.000 fueron vendidas a fondos de inversión. El resto fueron vendidas a particulares, en su mayoría, o bancos, dentro de la política de ventas que la EMVS tenía bajo el mandato de los anteriores gobiernos municipales”, agregó Higueras. “Unas viviendas que ahora son necesarias para la ciudad”.

En 2016, comenzó el cambio de los estatutos de la EMVS para pasar de la venta al alquiler de las viviendas municipales. Con un presupuesto de 728 millones de euros para vivienda se ha vuelto a dar suelo la empresa municipal y dotas de 168 millones dirigida a la obra nueva “Tenemos 1.426 viviendas de obra nueva en ejecución en 27 promociones repartidas por la capital que forman parte de los 3.370 pisos en distintas fases de construcción”, concretó Higueras.

Con estas viviendas, sumadas a las casi 3.200 ya adjudicadas y las 6.135 ya existentes, Madrid contará en los próximos cuatro años con un parque de viviendas que rondará las 12.000 unidades, muy lejos del objetivo de equiparse a los estándares europeos, con un 20%-25% de vivienda pública sobre el total del parque residencial.

La obra nueva no es la única solución para aumentar ese parque público de alquiler. El delegado de Urbanismo, José Manuel Calvo, adelantó que se pretende dar salida a los suelos industriales en desuso para destinarlos a suelo residencial. Un proyecto incipiente, que aún tiene que desarrollarse, pero por el que esperan sumar unas 3.000 las viviendas públicas, mediante la colaboración público-privada.

Calvo siguió hablando a largo plazo de las cerca de 7.000 viviendas públicas que podrán aportar los desarrollos aún con un largo recorrido como la histórica Operación Chamartín o Los Berrocales (sureste de Madrid).

Pero el sector aún le pide al Ayuntamiento mayor agilidad en la concesión de los visados de obra nueva y licencias de primera ocupación para mejorar el proceso de entrega de viviendas, retrasados por la falta de personal en el Área de Urbanismo y de unos procedimientos y diligencias que eternizan la urbanización de los suelos y la construcción de nuevas viviendas.

Finalmente, la alcaldesa Manuela Carmena insistió en la labor social del Ayuntamiento de Madrid y de las ayudas que dan a las familias en riesgo de exclusión social. “Durante esta legislatura hemos destinado 4 millones de euros en ayudas para evitar desahucios”, afirmó, aunque afirmó que los ayuntamientos “necesitan más competencias” para ayudar a los desahuciados por el alquiler, “porque siguen siendo competencia de las CCAA”.

Estas son las 10 medidas que Manuela Carmena presenta para el futuro desarrollo de Madrid. La alcaldesa se presentará bajo las siglas de Más Madrid, junto con la mayoría de actuales concejales del Ayuntamiento, como Marta Higueras y José Manuel Calvo:

Vivienda pública para familias jóvenes

Se destinará un 30% de la vivienda pública para familias jóvenes, cuando se llegue a un parque público residencial aceptable, que no tenga que acoger exclusivamente a las familias en riesgo de exclusión social.

Se debe tener en cuenta la evolución de la composición de los hogares a la hora de adaptar los parámetros de construcción para las nuevas viviendas y para la adaptación de las existentes.

Cambiar la ley para contener los precios de alquiler

Impulsar la modificación del marco legislativo estatal y autonómico con el objetivo de fomentar el alquiler asequible y de calidad. Es necesario establecer limitaciones a los precios de alquiler, a través del establecimiento de índices de referencia en los precios, en función de parámetros objetivos como la localización, dimensión, estado de conservación o acceso al transporte público.

 Además, se considera necesario impulsar cambios legislativos a nivel autonómico y estatal, en aquellas materias relacionadas con suelo municipal: nueva Ley del Suelo, así como aprobar una Ley integral de Vivienda y un Planteamiento Regional.

 Convertir el suelo sin uso en vivienda pública

Para aumentar el parque de vivienda pública municipal, que actualmente se sitúa en un 0,48% del total, para alcanzar los estándares europeos de referencia que son del 20-25% de vivienda pública del parque.

 Se propone la transformación de suelo industrial en desuso para dar cabida a nueva actividad económica vinculada al I+D+i. Gracias a esta transformación, el ayuntamiento obtendrá edificios de vivienda completos y listos para utilizar.

 También se abrirán nuevas líneas de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo, (EMVS) que permitan la cesión de suelo calificado como vivienda libre para construir, en el mismo, vivienda pública municipal. Esta nueva regulación permitirá la construcción de viviendas destinadas a alquiler.

Proteger las viviendas en zonas con alta presión inmobiliaria

El Plan Especial de Implantación de Uso de Hospedaje puesto en marcha por el Ayuntamiento de Madrid, ha supuesto la protección del uso residencial de manera especial frente a la presión turística, pero también frente al aumento de locales de ocio y oficinas. Con la aprobación definitiva de este plan, se busca contener los efectos adversos de la presión de los alojamientos turísticos.

Rehabilitar para equilibrar

La rehabilitación del parque de viviendas será otra de las patas del programa político de Más Madrid. En este sentido, el Ayuntamiento de Madrid ha desarrollado el Plan Madrid Recupera (Plan MAD-RE,) que entre 2016 y 2018 ha recibido solicitudes de un total de 63.687 con una inversión municipal de 123,7 millones de euros.

Atender a la emergencia social

Se ha impulsado un sistema de alojamiento colectivo y temporal, destinado a personas con emergencia social y una necesidad urgente de una solución habitacional. Se han buscado posibilidades para adquirir viviendas destinadas a un parque municipal diferenciado dedicado exclusivamente a atender este problema. En estos casos, se incorpora el acompañamiento social, formación e inserción laboral para favorecer la transición a una vivienda permanente.

Favorecer la puesta en uso de viviendas y solares vacíos

El Ayuntamiento tiene la capacidad de intervenir en el mercado inmobiliario de forma significativa. Se articularán medidas como la compra directa de inmuebles, establecer bonificaciones fiscales para favorecer que las viviendas vacías salgan al mercado, o incentivar que se edifiquen los solares vacantes destinados a vivienda.

Mejorar y ampliar el uso del suelo público disponible

Con el objetivo de incrementar al máximo el suelo de titularidad municipal, se promoverá que todas las cesiones que reciba el Ayuntamiento de Madrid se efectúen en forma de suelo, en lugar de monetizarlas, especialmente aquellas procedentes de los nuevos planeamientos como Madrid Nuevo Norte, Campamento o Berrocales.

Fomentar la colaboración público-privada

Se cuenta con la participación del sector privado, por ejemplo, mediante la adjudicación de suelo para la construcción directa de vivienda por cooperativas u otras entidades, en un régimen de cesión de uso, en el que el Ayuntamiento mantiene la titularidad del suelo.

 Acuerdos con particulares para conseguir alquileres asequibles

Otras de las medidas para ampliar ese parque público de vivienda en alquiler son:

  • la cesión de uso de viviendas con carencias por parte de particulares a cambio de la rehabilitación de las mismas.
  • Acuerdos con entidades públicas y privadas, incluso con pequeños propietarios, por ejemplo, en la actualidad se encuentran en vigor diferentes convenios, que entre otras medidas, regulan que el Ayuntamiento pueda gestionar y dedicar al alquiler viviendas ajenas, durante un tiempo determinado.
  • Ampliar las capacidades municipales de intermediación en el mercado de alquiler privado, para la gestión de viviendas de titularidad privada a precio asequible, que media entre propietarios e inquilinos velando para que la renta máxima no supere los 1.200 euros mensuales.