Información sobre vivienda y economía

Los altos precios de las casas a la venta y en alquiler disparan el mercado de trasteros

Autor: Redacción

El negocio de los trasteros se encuentra en una de sus mejores épocas aprovechando la coyuntura económica del sector de la vivienda, donde los precios de compra en las grandes ciudades están alcanzando máximos históricos y los alquileres también suben ante el incremento de la demanda y la falta de oferta.

Y es que el mercado del alquiler sufre por la falta de espacios de almacenaje. De hecho, y según idealista, el principal marketplace inmobiliario de España, solo el 23% de los pisos en alquiler tiene trastero y aquellos que lo tienen cuentan con mayor precio tanto de venta como de alquiler, entre un 14-20 % más.

Es por ello por lo que el número de trasteros esté creciendo en España, sobre todo ante la falta del espacio deseado en las viviendas de las grandes ciudades. De hecho, nuestro país es el tercero de Europa por número de centros de esta clase de inmuebles, solo superados por Reino Unido y Francia. España acumula más de 470 espacios en 150 ciudades, según la Asociación Española de Self Storage (AEES).

"El crecimiento del sector es del 15% atendiendo al número de centros que se abren anualmente, sobre todo en las grandes ciudades, aunque el negocio está proliferando en otras más pequeñas", ha explicado el presidente de la AEES, Alberto Borregón

Para Borregón, el sector se ha mantenido estable incluso en tiempos de crisis, aunque es necesario abordar una nueva regulación de la normativa por parte de los ayuntamientos. La legislación es una de las principales barreras para el desarrollo de este sector en las ciudades.

El perfil del cliente de un trastero es amplio y puede variar entre el estudiante que no cuenta con espacio en su piso de alquiler o se traslada a otra ciudad, hasta familias que necesitan un espacio para almacenar todas sus pertenencias. De ahí, a empresas y autónomos que los utilizan para servicios logísticos, entrega de documentación o para almacenar su stock.