Información sobre vivienda y economía

Rumanos y chinos compran más viviendas que nunca en España y los marroquíes rozan su récord: así ha cambiado el mercado desde el boom

La nacionalidad de los extranjeros que compran casa en España está cambiando poco a poco. Y es que, mientras el peso de los europeos se está reduciendo, los marroquíes y los chinos están ganando terreno. Al menos, eso es lo que dejan entrever los últimos datos que ha publicado el Colegio de Registradores, relativos al primer trimestre del año.

En concreto, entre enero y marzo los foráneos adquirieron más de 16.000 viviendas en nuestro país, lo que representó en torno al 12% de todas las operaciones. Más allá del volumen absoluto, lo verdaderamente curioso es el trasvase de nacionalidades que se está produciendo.

Sin ir más lejos, el peso de los británicos se ha situado en el 13,79%, marcando mínimos históricos y lejos del 37% de 2008. También han perdido fuelle en los últimos años los franceses (protagonizan un 7,5% de las operaciones, frente al 10% de 2014), los alemanes (con un 6,89% están en mínimos desde 2008) y los italianos (su 4,91% dista del 5,77% de 2017). 

Y mientras los compradores procedentes de las principales potencias económicas del Viejo Continente pierden fuelle, otras nacionalidades como marroquíes, rumanos y chinos están batiendo récord o acercándose a los máximos que tocaron antes de la crisis. 

Los marroquíes, por ejemplo, han protagonizado el 6,14% de las operaciones en los primeros tres meses del año, por lo que se sitúan como la cuarta nacionalidad más activa en la compra de casas en España. A finales del año pasado, en cambio, estaban en octava posición. Es su mejor registro desde 2008, aunque en números absolutos es el mejor año desde 2007. Y es que en todo 2008 compraron 1.021 casas en nuestro país, una cifra muy similar a la del primer trimestre del ejercicio en curso. 

La nacionalidad rumana es la quinta más importante del ranking con un 6,12%, tras ganar más de un punto de cuota en un solo trimestre, seguida de la belga (5,41%), la italiana (4,91%) y la china (4,49%). Rumanos y chinos sí están batiendo récord. Este es el número de transacciones que ha registrado cada nacionalidad hasta marzo:

Líderes en ejecuciones y daciones en pago

Dejando a un lado las compraventas recientes, otro dato llamativo del informe de los registradores es que marroquíes y rumanos, cuarta y quinta nacionalidad en adquisiciones, tienen un peso más destacado en las ejecuciones hipotecarias (el paso previo al desahucio) y las daciones en pago (entrega de la casa para saldar la deuda).  

En concreto, las nacionalidades principales en el número de ejecuciones hipotecarias de extranjeros durante el primer trimestre han sido británicos (17,65%), marroquíes (10,29%), ecuatorianos (5,15%) y rumanos (5,15%). En el caso de las daciones en pago, destacan británicos (16,02%), marroquíes (12,71%), ecuatorianos (11,60%) y rumanos (8,84%).

Por tanto, y mientras que los británicos tienen un peso similar en compraventas, ejecuciones hipotecarias y daciones en pago, tanto marroquíes como rumanos tienen un peso muy superior en estos procedimientos que en las operaciones. Lo mismo sucede con los ecuatorianos, que aunque antes de la crisis eran una de las nacionalidades más destacadas en las compras, actualmente ni siquiera representan un 1%.