Información sobre vivienda y economía

El Ayuntamiento abre Madrid Central a más coches y sustituirá las calderas de carbón en su nuevo plan medioambiental

El Ayuntamiento presenta Madrid 360, su plan estratégico de medio ambiente para los próximos años para mejorar la calidad del aire en la ciudad. El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, promete rebajar las emisiones un 15% más que el plan anterior. La principal medida ha sido sobre Madrid Central, donde va a permitir el paso de motos y coches con etiqueta C con alta ocupación. Analizamos el mercado de la vivienda en la zona Centro 10 meses después de su puesta en marcha.

No hace ni un año que se puso en marcha Madrid Central, la zona de bajas emisiones que estableció el Gobierno de Manuela Carmena en Madrid como gran medida de su Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático. El mayor recorte de tráfico rodado en el centro de la ciudad consiguió rebajar las emisiones de gases e efecto invernadero no si antes levantar polémica por la medida.

Ahora dentro de la nueva estrategia de Sostenibilidad Ambiental en la capital, bautizada como Madrid 360, bajo el Gobierno del popular José Luis Martínez-Almeida, se abre la mano a más vehículos. Según consta en el nuevo documento:

El distrito Centro seguirá contando con restricciones al tráfico bajo el criterio del distintivo ambiental. Ningún vehículo que no sea de residente podrá aparcar en superficie, pero se incluirá una excepcionalidad a los vehículos de los comerciantes de la zona.

Con Madrid 360 se abrirá el acceso de toda la zona de emisiones bajas a los vehículos con etiqueta C de alta ocupación (a partir de dos ocupantes) con el objetivo de favorecer los desplazamientos compartidos y reducir el tráfico en la ciudad. Aquellos vehículos sin distintivo (A) tendrán la entrada prohibida y tanto los que tengan etiqueta B como los C sólo podrán estacionar en aparcamientos.

El mercado de la vivienda en los barrios de Centro

Los ciudadanos de los barrios de Sol, Palacio, Cortes, Embajadores, Universidad y Justicia llevan conviviendo 10 meses con Madrid Central en funcionamiento. Apenas un año después, el nuevo consistorio de José Luis Martínez-Almeida modifica las restricciones al tráfico de Madrid Central.

idealista/news vuelve a analiza la situación en la que se encuentra el mercado de la vivienda tanto en venta como en alquiler en estos barrios tan céntricos y emblemáticos de la capital.

De los seis barrios del distrito Centro, el de Justicia sigue siendo el más caro en la vivienda usada en venta con 6.029 euros/m2 en septiembre, una subida del 2,7% interanual, aunque presenta un crecimiento inferior que sus vecinos de Sol y Embajadores (ambos con un incremento del 3,5%, respectivamente).

De hecho, los barrios que han tenido un mayor incremento en la oferta de precios a la venta en el último año tocan máximos como Lavapiés-Embajadores, con 4.448 euros/m2, aunque sigue siendo el más barato del distrito Centro. El barrio de Sol, por su parte, alcanzó los 5.391 euros/m2.

Sin embargo, los precios cayeron en dos barrios frente al mismo mes de 2018.  Los precios en Palacio (4.694 euros/m2) descendieron un 6,3% interanual mientras Cortes (5.000 euros/m2) cedió un 5,5% interanual, un síntoma de que zonas como Huertas o Santo Domingo han caído frente a sus máximos. Completa el sexteto el barrio de Universidad, con 5.196 euros/m2 (1,2%).

En cuanto al mercado del alquiler, Sol ha visto crecer las rentas en un 8,4% interanual en agosto para alcanzar un nuevo máximo de la serie histórica de 19,9 euros/m2, adelantado a la zona de Cortes (19,3 euros/m2), que se mantuvo en un crecimiento continuo el 2,4%.

Se cae de la lista de los 19 euros, la zona de Malasaña con un ligero descenso el 0,5% para quedarse en 18,9 euros/m2. Al igual que Justicia, con una caída del 4% interanual, para cerrar agosto en 18,8 euros/m2.

EL barrio de Palacio sigue siendo el que presenta los alquileres más ‘baratos’ de Madrid Central, con una media de 17,3 euros/m2. Las rentas subieron un 4% en el último año. Lavapiés volvió a subir un 1,1% hasta los 18,2 euros/m2.

Adiós a las calderas de carbón y gasóleo y un nuevo pulmón verde

Además, el famoso Madrid Central, el nuevo plan de Medio ambiente, pretende hacer una campaña de ayudas con una inversión de 50 millones de euros entre 2020 y 2023 para acabar con las calderas de carbón en la ciudad en 2022 y reducir al 50% las cerca de 4.500 calderas de gasóleo en 2027.

Con este programa se podrá reducir hasta 90 toneladas de óxidos de nitrógeno (NOx) al año en la capital. Por otro lado, el Ayuntamiento pretende crear un nuevo pulmón verde con el llamado Bosque Metropolitano, 600 hectáreas en la corona forestal, con la plantación de 100.000 árboles nuevos, así como puentes verdes por encima de la R-3 o la A-3. La primera fase tendrá un presupuesto de 20 millones hasta 2023.