Información sobre vivienda y economía

El sector inmobiliario se revela contra la acusación de la OCU sobre la compra de vivienda sobre plano

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Guerra abierta entre la OCU (organización de consumidores y usuarios) y el sector inmobiliario. El último informe elaborado la asociación alerta sobre el peligro de comprar sobre plano por incumplimientos, retrasos o la llegada de una nueva crisis inmobiliaria que trastorne el mercado. 

En la nota emitida, la OCU insiste en el usuario ha de descartar entrar en cualquier tipo de transacción sobre plano, sobre todo si detecta que no hay licencia de obra, porque desde el 1 de enero de 2016, las cantidades entregadas por cualquier comprador antes de que el promotor o la cooperativa tengan concedida la licencia de obra no estarán garantizadas por ley.

Lo cierto es que el ataque a estas cooperativas le puede salir muy caro a la asociación que lucha por defender los derechos de los consumidores. Porque ya existen algunas organizaciones que han anunciado posibles actuaciones legales contra la propia OCU. Este es el caso de concovi, que ha tachado de "desconocimiento e irresponsabilidad" las "calumnias" que OCU ha vertido en el informe donde propone "la desaparición y la destrucción de un movimiento social líder en Europa y apoyado por la Comisión Europea", que hoy en día está llamada a cubrir el 50% de la demanda de vivienda. 

Además, la confederación considera que el informe "ataca" el artículo 47 de la Constitución, así como el 129.2, dado que la solución que propone es adquirir la vivienda "llave en mano", debiendo pagar al contado y por adelantado el 30% del valor de la vivienda y buscando una entidad financiera que financie el 70%.

En este sentido, concovi denuncia que la organización no haya consultado a los principales representantes del sector, porque "desconoce o confunde" el principal fundamento de los regímenes cooperativos de vivienda: "los colectivos no compran, sino que adquieren los derechos de adjudicación de una vivienda". 

La OCU también enfada a los promotores

Los otros damnificados de este informe, los promotores, también se han pronunciado a través de la asociación que defiende sus intereses. En este sentido, APCEspaña rechaza frontalmente el documento elaborado por la OCU sobre la compra de vivienda sobre plano, "vertiendo opiniones sin identificar a los expertos o analistas en los que se basa".

Los promotores acusan a la OCU de no haberles consultado la información publicada en el informe elaborado por el primero. Por este motivo, consideran que el juicio de la OCU es "totalmente erróneo y malintencionado" ya que todos y cada uno de los puntos que menciona como riesgos "no obedecen a las prácticas habituales de un sector altamente profesionalizado que cumple con la normativa vigente quedando".

Además, APCEspaña explica que los requisitos que deben reunir este tipo de contratos de venta (vivienda sobre plano) "son uno de los documentos jurídicos más garantistas a favor del consumidor/cliente de la legislación española".

Igualmente, aclaran que la devolución de todas las cantidades que se entregan a cuenta del precio de la compraventa, antes de la entrega de la vivienda, más los intereses legales, deben garantizarse mediante contrato de seguro de caución suscrito con entidades aseguradoras debidamente autorizadas para operar en España.

Es importante destacar que la compraventa de una vivienda nueva tiene las siguientes garantías establecidas en el Código Civil y la LOE: para defectos de acabado un año, para habitabilidad tres años y para defectos estructurales son diez años, que se cubren con la empresa promotora y compañías de seguros.

Por su parte, el promotor sólo podrá percibir las cantidades anticipadas por los adquirentes a través de entidades de crédito en las que habrán de depositarse en una cuenta especial, con separación de cualquier otra clase de fondos pertenecientes al promotor, incluido el supuesto de comunidades de propietarios o sociedad cooperativa, y de las que únicamente podrá disponer para las atenciones derivadas de la construcción de las viviendas.

Con un sector inmobiliario en pleno cambio de ciclo, las acusaciones de la OCU no favorecen a los 'players' del ladrillo. De momento, el enfrenamiento entre la organización de consumidores y el sector es sólo dialéctico, pero todo este asunto puede acabar en los tribunales.