Información sobre vivienda y economía

Valencia podrá frenar la venta de edificios para quedárselos y destinarlos a vivienda pública

La Comunidad Valenciana se marca como objetivo ampliar su parque de vivienda pública

Valencia
Valencia
Autor: Redacción

La Comunidad Valenciana se marca como objetivo ampliar su parque de vivienda pública. Debido a la crisis del coronavirus y su impacto en el sector de la vivienda, la Consejería de Vivienda y Arquitectura Bioclimática de la Comunitat Valenciana, que dirige Rubén Martínez Dalmau, ultima un decreto para dar respuesta a la emergencia habitacional con la ampliación del parque público de vivienda a través del derecho de adquisición preferente de la Administración.

Según ha adelantado Valenciaplaza, el texto que prepara la Consejería da un nuevo impulso al tanteo y retracto ejercidos por la Administración, dos derechos de adquisición preferente que permiten a la Comunidad Valenciana, en determinados casos, quedarse una vivienda cuando se va a proceder a su venta -tanteo- o después de que se haya vendido -retracto-. Este derecho ya estaba regulado desde 2004 para las viviendas de protección pública, cualquiera que fuera su método de transmisión.

Ahora se regula el mismo derecho para las viviendas transmitidas en ejecución hipotecaria o venta extrajudicial en sede notarial y para las transmitidas mediante dación en pago de deuda con garantía hipotecaria, cuyos adquirientes son principalmente las entidades financieras.

La novedad más relevante para el sector inmobiliario es que, a partir de la entrada en vigor del decreto, el Gobierno valenciano podrá quedarse edificios enteros que se vayan a vender o se hayan vendido entre operadores privados, tal y como ya ocurre en otras comunidades como Cataluña. El objetivo de esta ley no es entrometerse en cada operación inmobiliaria, sino en grandes operaciones en las que participen fondos de inversión.

Concretamente, la Administración podrá ejercer el derecho de adquisición preferente y retracto en "las transmisiones de edificios con un mínimo de cinco viviendas, que constituya su destino principal, cuando se transmita un porcentaje igual o superior al 80% de dicho edificio", así como "en operaciones de venta referidas a diez o más viviendas y sus anejos". En ambos casos, podrá hacerlo tanto si es una venta directa como si se hace mediante la venta de acciones o participaciones en mercantiles cuyo objeto social esté vinculado con la actividad inmobiliaria.