Información sobre vivienda y economía

Madrid estará sin desahuciar hasta finales de 2020 y usará pisos vacíos y degradados de particulares

El alcalde Martínez-Almeida y los portavoces
El alcalde Martínez-Almeida y los portavoces
Autor: Redacción

El Ayuntamiento de Madrid ha pactado no enajenar ningún suelo ni vivienda pública, ni tampoco desahuciar hasta el 31 de diciembre de 2020. Hasta esta fecha, se paralizarán los desahucios ya iniciados. Además, adquirirá mediante la cesión del uso un importante paquete de viviendas turísticas para destinarlas al alquiler.

Dentro de los Acuerdos de la Villa, firmados tras lograr un acuerdo entre los portavoces de las distintas formaciones políticas en la capital de España (y que se sellarán oficialmente el martes 7 en un pleno extraordinario), se encuentran varias medidas relacionadas con la vivienda. Todos los grupos políticos quieren impulsar el desarrollo de un parque público de vivienda en alquiler similar al existente en ciudades europeas, como Viena, Berlín, Ámsterdam o París, de tal manera que se pueda alcanzar el 20% del parque inmobiliario mediante varias medidas.

Entre ellas se encuentra ampliar el parque público municipal en alquiler con la construcción de 15.000 nuevas viviendas protegidas por la EMVS en suelos ya cedidos por el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento no podrá enajenar suelos ni vivienda públicas hasta el 31 de diciembre de 2020. Además, se reconvertirán en residencial aquellos suelos destinados a equipamientos o dotaciones (a excepción de las zonas verdes) siempre que no se vayan a desarrollar en ningún momento para tal fin.

El consistorio también establecerá con la Comunidad de Madrid fórmulas de gestión de cooperativas para el desarrollo de los suelos urbanizados obtenidos en el pasado como cesiones para redes supramunicipales en la ciudad de Madrid, así como para desarrollar los suelos residenciales patrimoniales que no vaya a promover directamente la Comunidad de Madrid.

Además, también quiere el Ayuntamiento incentivar a los propietarios de viviendas desocupadas su utilización por parte de la EMVS, de tal manera que la renta a pagar por el inquilino no sea superior al 30% de sus ingresos y que el precio del alquiler se sitúe cerca de un 20% por debajo del precio medio del mercado. El Ayuntamiento buscará fórmulas para compensar económicamente al propietario.

También se ha aprobado aumentar el parque público en alquiler mediante la cesión del uso de pisos vacíos y degradados de particulares a la EMVS para su rehabilitación y puesta en alquiler por esta a precios asequibles. En este sentido, el consistorio también planea fomentar la inclusión de las viviendas turísticas en el mercado del alquiler, pero todavía no hay un mecanismo determinado que consolide su conversión de alquiler turístico a alquiler tradicional.

Y es que el consistorio asegura que hay 15.000 viviendas turísticas que están desocupadas porque “sus propietarios han visto como estas eran objeto de órdenes administrativas de cese de la actividad por vulnerar la normativa urbanística, o simplemente porque se encuentran fuera de la normativa, o sobre todo se encuentran ante un panorama incierto tras la crisis del covid-19”.

Fomento del alquiler

Los diferentes partidos políticos buscarán fórmulas para desarrollar ayudas directas al alquiler gestionadas por la EMVS de forma que determinados grupos sociales (jóvenes, mayores, familias numerosas, familias monoparentales, personas con discapacidad, colectivos vulnerables…) que viven de alquiler para que no destinen más del 30% de sus ingresos para pagar sus cuotas de arrendamiento.