Información sobre vivienda y economía

La rehabilitación energética de edificios recibe un impulso de 300 millones en ayudas públicas

Se aprueba la instalación de contadores individuales en los edificios de calefacción central

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha lanzado el Programa de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE) que consiste en ayudas directas para la mejora de la eficiencia energética en edificios con una antigüedad de más 13 años consistente principalmente en el cambio de la envolvente térmica, la sustitución de antiguas calderas para calefacción y agua sanitaria por otras opciones renovables, como termosolar o geotérmica. El PREE contará con un presupuesto de 300 millones de euros.

El parque de edificio en España en la actualidad supone un 30% de la energía final consumida en el país. “El PREE se alinea con las políticas de reactivación económica frente el covid-19 de la Unión Europea, centradas en la transición energética y la digitalización, generando un efecto incentivador sobre la generación de empleo y actividad económica en el sector de la construcción (…).contribuye a la consecución del Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030, que planifica una senda de descarbonización y marca la senda para que España alcance la neutralidad climática en 2050”, afirman desde el ministerio dirigido por Teresa Ribera.

Como se gestionarán las ayudas

Las Comunidades Autónomas deberán realizar y publicar su respectiva convocatoria de ayudas. A estas convocatorias se podrán presentar comunidades de propietarios, comunidades de energías renovables y comunidades ciudadanas de energía, propietarios individuales de edificios, sean personas físicas o jurídicas, agrupaciones de propietarios de edificios, empresas explotadoras, arrendatarias o concesionarias de edificios, empresas o proveedores de servicios energéticos, y entidades locales.

Cada región marcará su fecha límite de presentación de solicitudes, pero nunca podrá ser posterior al 31 de julio de 2021.

El reparto de las ayudas queda de la siguiente manera bajo el criterio objetivo de número de primeras viviendas recogidas en el INE:

Qué actuaciones se subvencionarán

Las obras que se podrán acoger a estas ayudas son las que realicen sobre edificio de viviendas; un edificio de vivienda unifamiliar o un edificio con uso diferente al de vivienda, como pueden ser el sanitario, administrativo, docente o cultural.

No serán actuaciones subvencionables las realizadas en edificios de nueva construcción, las que supongan una ampliación que incremente superficie o volumen construido, y las que conlleven un cambio de uso de edificio.

Estás son las actuaciones subvencionables:

  • Mejora de la envolvente térmica del edificio
  • Mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas como calefacción, climatización, bomba de calor o producción de agua caliente sanitaria con energía solar térmica o geotérmica o biomasa (instalaciones térmicas).
  • Mejora en los sistemas de distribución, regulación, control y emisión de las instalaciones térmicas con domótica, monitorización y otros sistemas digitales que permitan una mejor gestión y la reducción del consumo energético del edificio.
  • Mejora de las instalaciones de iluminación

Además,  se deberá acreditar que la rehabilitación para la que solicitan la subvención mejorará la calificación energética total del edificio con respecto a la calificación energética inicial del edificio en al menos una letra.

La cuantía de las ayudas será del 35% del coste de la actuación, salvo en el caso de las mejoras de eficiencia energética en instalaciones de iluminación, en los que la ayuda será del 15%

En caso de que se opte por subvencionar rehabilitaciones en viviendas individuales, el porcentaje será del 25% en el caso de envolventes e instalaciones térmicas, y del 15% en actuaciones de iluminación.

Los consumidores acreditados como vulnerables y que sean beneficiarios del bono social verán incrementados los porcentajes de ayuda en un 15%. Así, por ejemplo, una actuación sobre una envolvente podría contar una subvención del 50% del coste.

Ahorro de un 24% con los nuevos contadores individuales en edificios con calefacción central

Otra de las iniciativas que ha impulsado el MITECO es el Real Decreto que regula la instalación de contadores individuales en edificios con sistemas de calefacción y refrigeración central. Se permitirá así que cada usuario del inmueble abone únicamente la cantidad que consume, evitar costes innecesarios y rebajar la huella de carbono del edificio.

De hecho, esta regulación llega con retraso, ya que la Unión Europea (UE) mantiene un procedimiento de infracción contra España desde 2015 por no haberla adoptado.

Según las estimaciones del Gobierno, supondrá un menor gasto energético en las viviendas con un ahorro medio estimado del 24%, aumentando la autonomía de los usuarios para decidir cómo optimizar su consumo y mejorar el confort de su vivienda. "En la mayor parte de los casos, la inversión necesaria para instalar los dispositivos queda recuperada en un plazo inferior a cuatro años”, aclaran desde el Ministerio.

Para ISTA, empresa especializada en medición, reparto y ahorro de consumos de calefacción, “la medición individual significará un ahorro cercano a los 1.100 millones de euros en los próximos cinco años, además de una reducción de 1,05 millones de toneladas de CO2 anuales. De media cada hogar podrá ahorrarse unos 250 euros anuales”.

Esta nueva norma afectará a los edificios con calefacción central construidos antes de 1998. Pero quedan exentos de la instalación de contadores individuales los edificios situados en las zonas más cálidas del país y los supuestos en los que la inversión no pueda recuperarse en un máximo de cuatro años, a partir de los ahorros que se pueden generar.

No hay una obligación inmediata de adaptar las viviendas de cara al próximo inverno 2020- 2021, pero deberán estar activos a lo largo de 2022.