Información sobre vivienda y economía

Kit solar fotovoltaico: qué es, qué elementos incluye y cuánto cuesta

Repasamos las claves de la instalación básica para quien quiera utilizar la energía solar en su vivienda

Creative commons
Creative commons
Autor: Redacción

El kit solar fotovoltaico es la instalación básica para cualquier vivienda que quiera utilizar energía solar, y por ello te conviene saber cuánto cuesta y su vida útil media. Te animamos a que apuestes por la energía solar para ahorrar y contribuir a un planeta limpio.

¿Qué es un kit solar fotovoltaico?

El kit solar fotovoltaico es la instalación que se necesita para transformar la energía solar en energía de corriente alterna. Para ello es necesario captar la energía solar y transformarla, y contar con determinados componentes que no pueden utilizarse de forma aislada.

Esta instalación está concebida para las viviendas que quieren practicar el autoconsumo, puesto que así resulta rentable. Veamos cuáles son los elementos que componen el kit.

Paneles solares

Los paneles solares son el elemento principal porque sin ellos no se podría captar la energía para posteriormente transformarla. Las potencias y capacidades pueden variar según el caso, aunque hay un estándar de 250 V al día. Conviene que elijas un panel de calidad y que esté plenamente adaptado a tus necesidades energéticas.

Baterías

Si quieres tener energía de reserva es necesario que utilices este tipo de componente. Has de tener presente que, de lo contrario, únicamente transformarás pero por la noche no tendrás posibilidad de consumo sin conectarte a una fuente de energía clásica.

Soportes

No has de olvidar que los paneles solares necesitan un soporte si vas a colocarlos sobre el tejado de tu vivienda, que es lo más habitual cuando se quiere captar el máximo de energía. El soporte tiene que estar plenamente adaptado a la fisonomía de la vivienda para que te resulte más sencillo elegir lo que más te interese.

Convertidor

Este aparato permite convertir la corriente continua en alterna y, con ello, generar electricidad. Cuanto mayor sea la potencia, más fácil y rápido será el proceso. Lo ideal es que elijas el convertidor teniendo en cuenta cuál va a ser la potencia de la instalación. El profesional que se encargue de instalarlo podrá aconsejarte en este sentido.

Regulador

El regulador tiene importancia como complemento de la batería y del convertidor, porque permite que la batería acumule la cantidad correcta y no se sobrecargue. Si no utilizas el regulador, es fácil que haya sobrecargas y que se malogre la instalación.

¿Cuál es el coste medio de los paneles solares?

Es importante recordar que no todos los paneles cuestan lo mismo ni tienen la misma potencia. Por otra parte, y dependiendo de las medidas de tu vivienda, es posible que tengas que comprar un panel 'ad hoc' para que no haya ningún tipo de problema.

Como precio medio, un m2 de panel puede costar entre 600 y 800 euros. La generalización del uso de la energía solar está teniendo como efecto que se abarate el precio y, desde 2015, se calcula una rebaja media del 12% del coste medio. Recuerda que hay calidades de paneles distintas y que eso también influye en el precio del m2. También es importante señalar que en viviendas de grandes dimensiones el coste medio del m2 de panel se reduce.

Cómo debes elegir los paneles que te convienen

Hay distintos criterios para que elijas el panel solar que más le convenga a tu vivienda. Veamos cuáles son los aspectos más importantes que has de considerar para sacar el máximo rendimiento a tu inversión:

Generación de energía

La capacidad de generación de energía de cada panel es variable. El estándar de generación por panel es de 250 V, aunque hay capacidades superiores e inferiores. Elegir paneles potentes puede ser algo más costoso a medio plazo, pero a la larga compensa.

Clima

El clima de cada zona es distinto y el material con que se fabrican los paneles reacciona de forma distinta. Los paneles monocristalinos funcionan mejor en los climas fríos y los paneles policristalinos responden mejor en los climas cálidos. Por otra parte, te conviene recordar que en los climas fríos necesitarás paneles más potentes para captar la energía solar necesaria e invertir en elementos de almacenamiento.

Necesidades de la vivienda

Las necesidades de cada vivienda son variables, sobre todo en relación con el consumo total de energía que se tenga. El consumo de cada familia también es un factor a tener en cuenta porque no todos gastan lo mismo; lo ideal es hacer una prospección previa. Es bueno que recuerdes cuál es el consumo que has tenido consultando las facturas, que tengas en cuenta tus necesidades futuras y que consultes a tu instalador.

Garantías

El sector solar ofrece garantías a largo plazo, pero eso no significa que no tengas que consultar las distintas opciones disponibles. La mayoría de los fabricantes te ofrecen una garantía de 25 años pero, de todas formas, hay profesionales con un plazo más corto o más largo. Esta es la manera de que tu instalación sea rentable porque el gasto anual se reducirá.

¿Cuánto dura un kit solar fotovoltaico?

La duración de los kits solares fotovoltaicos es variable, pero hay algunas pautas genéricas que te conviene conocer. La primera de ellas es que no todos los elementos del kit solar duran lo mismo.

Por ejemplo, las placas fotovoltaicas tienen una garantía de 25-30 años, que es la duración aproximada que calculan la mayoría de los fabricantes; los soportes suelen durar lo mismo. En cambio, las baterías tienen una vida útil media de 4-5 años porque depende de si se utilizan o no motores.

La duración de los inversores y reguladores está sujeta al uso que hagamos del kit, de manera que puede variar, y mucho. En cualquier caso, sí podemos indicar que ambos elementos tienen una vida útil mínima de 10 años si los usamos bien.

Descubre en idealista/energy cuánto puedes ahorrar instalando paneles solares en el tejado de tu casa.