Información sobre vivienda y economía

Savills: la inversión en vivienda de alquiler se disparó en 2020 en toda Europa y seguirá al alza

Se invirtieron 46.000 millones de euros, un 6% más que en 2019 y por encima del promedio de los últimos cinco años

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El interés por la vivienda en alquiler sigue creciendo con fuerza. Y no solo en España. Se trata de una tendencia generalizada en Europa, donde se ha convertido en uno de los sectores más resilientes a la incertidumbre económica y la crisis sanitaria. 

Según un estudio de Savills, la invesión inmobiliaria en residencial de alquiler en el Viejo Continente alcanzó los 46.000 millones de euros en 2020, lo que supone un crecimiento interanual del 6% y un 17% más que la media del último lustro. Alemania fue el país que captó el mayor volumen, mientras que España se encuentra en quinta posición del ranking comunitario. 

En concreto, la locomotora europea acaparó un 40% de la inversión en el segmento 'multifamily', seguida de los Países Bajos, con un 15%; Suecia, con el 12%; Dinamarca, con el 9%; y España y Reino Unido, empatados con un 6% cada uno.

Por otro lado, la consultora afirma que el tirón de la inversión en vivienda de alquiler se produce en un momento de contracción de las rentabilidades, que acumulan casi una década de ajustes. "La 'yield' media de viviendas 'prime' en alquiler ha bajado 120 puntos básicos desde 2012 hasta alcanzar un mínimo histórico del 3,24% en 2020. Las rentabilidades netas oscilan entre el 2,4% de Berlín y el 5% de Varsovia, aunque la mayoría de los mercados ofrecen rentabilidades netas de entre el 3% y el 3,5%", detalla el informe, que también vaticina una fuerte competencia en este mercado.

Según Savills, la competencia será especialmente destacada en los mercados en los que la oferta de viviendas en alquiler va por detrás de la demanda, que además se verán influenciados por las restricciones y los retrasos en la actividad de construcción durante el pasado año. Estos factores, insiste, "pueden intensificar aún más el desequilibrio entre la oferta y la demanda de viviendas en alquiler gestionadas por profesionales en las principales ciudades europeas".

¿Y cuándo subirán las rentas? Las persectivas de la consultora apuntan a que el incremento se producirá cuando remonte la confianza de los hogares. En cualquier caso, aclara, los contratos están cubiertos frente a la inflación en la mayoría de los mercados lo que permite generar ingresos estables. 

Además, considera que los bancos impulsarán la financiación de la actividad promotora y que siga creciendo el interés de más inversores por la producción de nuevo stock de activos residenciales destinados al arrendamiento, hasta tal punto que el residencial en alquiler se convertirá uno de los principales segmentos inmobiliarios en Europa.

Hay déficit de vivienda de alquiler asequible

Savills calcula que España necesita promover más de dos millones de viviendas en alquiler, una parte importante con algún tipo de protección o con rentas asequibles, y considera que "existe un elevado interés de inversores institucionales por desarrollar nuevo producto en nuestro país y una firme apuesta de las Administraciones Públicas por incrementar la oferta de vivienda en alquiler y situarnos al nivel de otros países de Europa”. De momento, en nuestro país hay proyectadas más de 90.000 viviendas de alquiler bajo la fórmula 'build to rent' hasta 2028.

Y dentro de la necesidad de ampliar el stock de inmuebles destinados al arrendamiento destaca sobre todo que sean a precios asequibles. En este sentido, la consultora destaca que, dado el impacto negativo de la pandemia en la economía y el empleo, los ingresos de los hogares pueden verse afectados, así como su capacidad para pagar alquileres más limitada. El desequilibrio entre la demanda y la oferta y el fuerte crecimiento de la demanda de alquiler han hecho subir los alquileres en los últimos años. Por ejemplo, en ciudades como Ámsterdam, Copenhague, Dublín y París, el alquiler medio de un apartamento de un dormitorio representa ya un tercio o más de los ingresos medios de los hogares.

"Esto implica que la necesidad de más viviendas asequibles es alta, mientras que las perspectivas de un mayor crecimiento del alquiler son cada vez más limitadas. La actual crisis sanitaria ha demostrado que las ciudades que ofrecen una vivienda asequible y de alta calidad serán más competitivas, resilientes y atractivas para las personas y las empresas”, explica la compañía.

Ante esta realidad, en ciudades como Ámsterdam, Dublín, Madrid y Barcelona, el sector público está colaborando con inversores y promotores para ofrecer más viviendas asequibles, en particular mediante la oferta de terrenos excedentes con incentivos a largo plazo, mientras que el sector de la promoción y la inversión también está empezando a ver la vivienda asequible como un sector en el que generar retornos estables con impacto social positivo.