Información sobre vivienda y economía

'Renting', 'leasing' o compra de placas solares: qué alternativa elegir

Placas solares: renting, leasing o compra
Creative commons
Autor: Redacción

La energía solar está revolucionando el sector eléctrico, de ahí que hayan surgido el 'renting' o el 'leasing' de placas solares, entre otras figuras contractuales. Repasampos las claves para saber qué opción es más interesante y qué conviene tener en cuenta antes de lanzarse al autoconsumo. Y el primer consejo es analizar las necesidades y las preferencias y comparar presupuestos.

Ventajas de la energía solar

El uso placas solares reporta numerosas ventajas al usuario, ya sea a través del 'renting', el 'leasing' o la compra directa. Estas son las más destacadas:

  • La energía solar es una fuente de energía totalmente limpia y renovable, por lo tanto, es muy respetuosa con el medioambiente. La concienciación sobre un mayor cuidado del entorno que nos rodea está cada vez más presente entre la población.
  • No hay que preocuparte de sí se acaba, ya que se caracteriza por ser una fuente inagotable. La energía que produce el Sol durante un día es similar a la que necesita la Tierra durante un año entero.
  • La instalación de paneles solares es muy sencilla, ya que conforme transcurre el tiempo las estructuras de montaje son más funcionales. A pesar de ello, existen numerosas empresas que se dedican a la instalación de módulos solares en cualquier tipo de inmueble.
  • El ahorro energético es sin duda alguna la mayor ventaja de todas. Según los últimos estudios publicados, el ahorro en la factura eléctrica puede llegar hasta un 90 %. La instalación de esta red de autoconsumo tiene un coste destacable, no obstante, con los años acaba amortizándose precisamente por el ahorro económico que se consigue mes a mes.
  • Las placas solares que producen la energía son totalmente silenciosas en comparación con otro tipo de equipos e instalaciones y, además, no requieren de ningún tipo de mantenimiento especial.

'Renting' de placas solares

El 'renting' de las instalaciones fotovoltaicas es una de las opciones alternativas a la compra. Ahora bien, ¿en qué consiste?

Esta opción permite disfrutar de los beneficios que tienen las placas solares, aunque no se tiene que realizar ninguna inversión inicial. En base a ello, el coste fijo se asume mes a mes como si se tratara de un alquiler. La diferencia con respecto a la compra es que los módulos solares no serán propiedad del titular del contrato de 'renting'. En el caso de dudas sobre los beneficios de este tipo de autoconsumo, quizás sea la opción más adecuada para empezar. El coste será fijo y mes a mes.

También hay que tener en cuenta que es una figura contractual un tanto compleja, por lo que es necesario leer detenidamente el contrato que se va a firmar, sobre todo en la parte que respecta a derechos y obligaciones. Además, una vez que finalice el plazo hay empresas que ofrecen la posibilidad de comprar las placas y otras que no, de ahí la importancia de saber lo que se firma.

La principal desventaja, además de que las placas solares no son propiedad del titular del contrato, es que la cancelación anticipada del mismo supone una penalización, tal y como ocurre con la mayoría de contratos.

'Leasing' de placas solares

El 'leasing' de placas solares es muy similar al 'renting',  aunque también tiene diferencias. Este método es una forma de financiación de los módulos solares, no obstante, no interviene ninguna entidad financiera, detalle que hace que esta opción sea cada vez más atractiva para los usuarios.

No es necesaria ningún tipo de inversión inicial, ya que la empresa contratada se encarga de todo. En este caso, también se basa en una serie de pagos o cuotas establecidos previamente con la empresa. Una vez finalizado el contrato, el usuario pasa a ser pleno propietario de los módulos solares, he aquí la diferencia con respecto al 'renting'.

Otra de las diferencias con respecto al 'renting' es que este incluye los servicios de mantenimiento, funcionamiento y actualización, en cambio en el 'leasing' no se incluyen. Esta es una de sus desventajas principales, de ahí que sea una de las opciones más minoritarias.

No hay que confundir tampoco la financiación para la compra de módulos solares con respecto al 'leasing'. La mayoría de entidades financieras del país ya ofrecen la posibilidad de financiación, no obstante, en el 'leasing' la relación es entre el usuario y la empresa.

Otra desventaja es que puede tener un coste más elevado que la propia compra, ya que la empresa que oferta este servicio ha de tener algún tipo de beneficio.

Compra de placas solares

La compra de placas solares es la opción que más prefieren los usuarios que deciden decantarse por redes de autoconsumo. La relación contractual es muy sencilla, ya que se trata de una prestación de servicios entre un usuario y una empresa, es decir, por un precio determinado se pueden adquirir células solares.

El beneficio principal es que las placas solares que se adquieran van a ser del usuario; es decir, son de su propiedad. En contraprestación, el coste de la compra será más elevado que en las otras figuras contractuales que se han explicado. Por otro lado, en el caso de no saber cómo se instalan, hay que desembolsar otra cantidad para que una empresa especializada realice la actividad.

En el caso de decantarse por la compra de módulos, hay que tener en cuenta que existen incentivos fiscales, así como subvenciones públicas, según el municipio en donde se ubique la instalación.

En la actualidad, hay numerosas empresas que venden placas solares, no obstante, recomendamos comparar, ya que los precios son muy dispares. Además, hay que tener en cuenta que hay muchos tipos de placas solares, en función de la ubicación y de la potencia que se quiere conseguir. Recomendamos también contar con el asesoramiento especializado de un agente energético o de una empresa que ofrezca este tipo de servicio.

Descubre en idealista/energy cuánto puedes ahorrar instalando paneles solares en el tejado de tu casa.