Información sobre vivienda y economía

El Gobierno vasco pone en marcha el impuesto a los pisos que lleven vacíos más de dos años

Los propietarios de unas 15.000 casas se pueden enfrentar al pago de 10 euros por m2 de la vivienda sin habitar

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El Gobierno vasco ha aprobado un decreto sobre la vivienda deshabitada en la comunidad autónoma que entrará en vigor en cuanto se publique en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV). El decreto habilita a los ayuntamientos para que declaren los pisos deshabitados en sus municipios, que entrarán en un listado que será actualizado.

Los consistorios podrán certificar si una vivienda permanece vacía con la comprobación del padrón municipal o el análisis de los consumos de agua o luz.

Los propietarios con casas que se encuentren vacías de forma ininterrumpida durante más de dos años sin una causa justificada deberán pagar un impuesto adicional de 10 euros por cada metro cuadrado del inmueble. Dicho canon se incrementará un 10% por cada año que siga deshabitado, hasta un máximo de tres veces el importe inicial, es decir, 30 euros/m2, que seguirá cobrándose hasta que la vivienda vuelva a estar habitada.

Según el Gobierno vasco, el cobro de este impuesto es compatible con el pago que se hace sobra todas las viviendas del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

Según el último estudio del Gobierno vasco, alrededor de 20.000 viviendas se encuentran vacías, lo que equivale al 2% del parque autonómico. El consejo de Vivienda, Iñaki Arrola afirmó que unos 15.100 pisos ya podrían incluirse en el Registro de Viviendas Deshabitadas y ser susceptibles de sanción.

No todas las viviendas vacías del País Vasco sufrirán este incremento de los impuestos. Las segundas residencias, el traslado temporal de los propietarios por motivos laborales, de salud o dependencia se librarán del impuesto. Pero deben ser los propietarios los que acrediten estos casos.

Quedan también exentos las viviendas que se cedan a la administración para su alquiler protegido, como el Bizigune, aquellos de entidades sin ánimo de lucro para acoger a personas vulnerables y los que estén siendo rehabilitados o no cuenten con las condiciones mínimas de habitabilidad. Además, se permitirá que las viviendas ofertadas en alquiler o venta a precios de mercado durante un mínimo de 3 meses queden exentos del canon.

 

Alquiler forzoso o la expropiación en zonas tensionadas

En los casos extremos en los que la vivienda vacía siga estando deshabitada, el Gobierno vasco puede iniciar los procesos de alquiler forzoso o incluso el de la expropiación si el piso se encuentra en una zona declarada tensionada. Estas zonas deben cumplir dos requisitos: que haya más de 100 personas que llevan dos años en Servicio Vasco de Vivienda (Etxebide) esperando un alquiler protegido y si los precios de mercado son un 10% superiores a la renta media de la localidad.

“El alquiler forzoso se podrá ordenar sobre viviendas que se mantengan desocupadas transcurrido un año desde su declaración como vivienda deshabitada y se obligará a tener la vivienda en alquiler público por un máximo de cinco años, prorrogables otros cinco. Los dueños recibirán una renta por ese alquiler o una indemnización si no hay acuerdo en el precio”, afirman desde el Gobierno vasco.

La expropiación se centrará más en aquellos casos en los quela vivienda esté en riesgo de ruina o incumpla las normativas de conservación y genere inseguridad en los ciudadanos. Esta vía de la expropiación forzosa, recogida en la Ley vasca de Vivienda aprobada en 2015, ya pasó por el Tribunal Constitucional en 2018.