Información sobre vivienda y economía

Más de un 65% de los españoles se siente insatisfecho con su actual vivienda

La mitad de ellos tiene pensado hacer algún tipo de reforma en casa · Otro 15% prefiere cambiar directamente de vivienda

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Las expectativas y preferencias de los ciudadanos respecto a su casa han cambiado tras el impacto de la pandemia del coronavirus en los hábitos sociales. En el último año se ha vivido más tiempo en casa que nunca, y la mayoría se ha dado cuenta de que su hogar necesita unas mejoras. El Grupo Saint Gobain ha elaborado el Barómetro ISOVER & Placo® sobre los Hogares, de la mano de Kantar, para recoge la opinión de los españoles sobre su hogar y sus expectativas y preferencias en la vivienda.

Solo uno de cada tres españoles se siente satisfecho con su vivienda actual y no considera necesario ninguna acción para cambiarla. El resto si quiere realizar algún tipo de reforma en su hogar, o directamente cambiar de casa. Casi la mitad (el 49,7%) considera que podría mejorar algunos aspectos de su vivienda, centradas principalmente en cambiar la cocina y el baño, o mejorar la acústica, estanqueidad y sensación térmica de la casa con el cambio de ventanas o del suelo.

Otro 15% de la población tiene pensado cambiar de vivienda en los próximos años, el 6,6% en menos de 12 meses. Entre las prioridades a la hora de elegir una vivienda, destacan especialmente aquellas relacionadas con la posibilidad de disponer de mayor espacio, sobre todo las que condicionan la exposición al exterior (el 37,5% admite darle mayor importancia tras el confinamiento), las que influyen en la salud, como la calidad del aire interior de la vivienda (que ha subido en nivel de importancia para el 29,4%), pero también las relacionadas con el espacio disponible en el hogar. Así, por ejemplo, el 27,9% señala que ahora cobra más importancia la posibilidad de disponer de un mayor espacio en las zonas comunes de la vivienda.

El Covid-19 ha influido de forma importante en la toma de decisiones de reformas o cambios en la vivienda. Dos de cada tres personas que planean hacer reformas o que han cambiado de vivienda consideran que el periodo de confinamiento ha influido de forma importante en la toma de la decisión. Si incluimos aquellas personas que opinan que el covid-19 ha influido “algo”, esta proporción se eleva hasta el 70% de este grupo de población.

Por grupos de edad, el estudio desvela que los más jóvenes (41,9%) y los mayores (44,4%) son los que muestran una actitud más positiva hacia su actual vivienda, mientras que los grupos de edades intermedias se muestran más proactivos y con una mayor predisposición a la realización de cambios en la vivienda, como reformas o mejoras, sobre todo la población entre 45 y 59 años, que manifiesta una mayor inquietud de intervenir en sus hogares para conseguir su vivienda ideal (solo un 28,9% considera que su vivienda cumple con sus expectativas).

La satisfacción de los hogares cambia también por ciudades. El barómetro ha analizado grandes ciudades españolas, y señala que los sevillanos son los ciudadanos más satisfechos con su vivienda (39,5%), seguidos de los madrileños (36,2%), los valencianos (33,7%), los bilbaínos (33,3%). Mientras que los barceloneses muestran un grado de satisfacción menor, solo el 30,7% considera que su vivienda cumple con sus expectativas.