Información sobre vivienda y economía

España concede casi las mismas 'golden visa' por comprar casa hasta julio que en todo 2020

El Ministerio de Exteriores ha expedido 324 ‘golden visa’, mientras que en todo 2020 fueron 394

Gtres
Gtres

Buenas noticias para el sector inmobiliario español. La pandemia del coronavirus paralizó y en algunos casos canceló muchas operaciones de inversión en 2020, pero el mercado ha reaccionado durante los siete primeros meses de este ejercicio. Uno de los indicadores que justifican esta recuperación es el número de visados ‘golden visa’ concedidos en 2021. En este sentido, el Ministerio de Exteriores confirma a idealista/news que ha expedido 324 ‘golden visa’, mientras que en todo 2020 fueron 394 los extranjeros que consiguieron este permiso gracias a una inversión inmobiliaria superior a los 500.000 euros.

La realidad es que El inmobiliario ha sido tradicionalmente un polo de atracción para el capital extranjero. De hecho, los datos de 2019 demuestran esta tendencia positiva de la inversión internacional en el ladrillo español. Un año en el que el Estado otorgó un total de 681 'golden visa' a extranjeros que desembolsaron más de 500.000 euros en la compra de uno o varios activos inmobiliarios, según datos del Ministerio de Exteriores. Esta cifra supuso un récord para el país.

En 2016, el Estado concedió 658 'golden visa' por este motivo (el dato más alto hasta 2019), mientras que en 2018 fueron 599 extranjeros los que consiguieron este hito. Cabe destacar que la inversión inmobiliaria fue la tercera causa más repetida para conseguir este tipo de visados durante el pasado ejercicio.

Recordamos que es posible conseguir este permiso de residencia a través de tres supuestos. Por un lado, mediante la inversión de un valor igual o mayor de dos millones de euros en títulos de deuda pública española, o por un valor igual o superior a un millón de euros en acciones o participaciones sociales de empresas españolas, o depósitos bancarios en entidades financieras españolas.

En segundo lugar, a través de la adquisición de bienes inmuebles en España con una inversión igual o superior a 500.000 euros por cada solicitante y, en tercer lugar, cuando se presente un proyecto empresarial que vaya a ser desarrollado en España y que sea considerado y acreditado como de interés general por la creación de puestos de trabajo, la realización de una inversión con impacto socioeconómico de relevancia o una aportación relevante a la innovación científica y/o tecnológica.

Tras las cifras récord de 2019 aparecen las frías cifras de 2020 donde el número de 'golden visa' concedidas por el Gobierno se desploma. En este sentido, el Gobierno otorgó 113 visados hasta el 31 de mayo, mientras que durante los mismos meses de 2019 fueron 285 los que concedió Exteriores.

Pero lo que demuestra el duro revés que asestó el covid-19 al sector inmobiliario y la buena reacción es la comparación entre el total de 2020 y los siete primeros meses de este ejercicio. Según el Ministerio en el año anterior concedió 394 visados, mientras que desde enero hasta julio de 2021 ya se han expedido 324. Es decir, la cartera encabezada por José Manuel Albares Bueno ya ha conseguido casi los mismos números en este apartado que en el pasado año. Estos datos escenifican la huida de inversores por la pandemia, pero también la fortaleza que ha demostrado al sector al recuperar un cierto volumen de inversión.

Año Nº golden visa
2013 2
2014 489
2015 658
2016 661
2017 575
2018 599
2019 681
2020 394
2021 324
  Total: 4383

Sin embargo, estos datos no se interpretan de la misma manera dentro del propio sector. Hay algunos ‘players’ de este que sí comparten el optimismo que desprende estas comparativas, pero hay otros que son más prudentes e incluso pesimistas.

“Entre enero y mayo de 2021 hemos notado un incremento de atención a potenciales compradores de 'golden visa' del 17%, con respecto al mismo periodo del 2019. Si comparamos con el año pasado, en plena pandemia, el incremento es del 18%. Los potenciales inversores y compradores que más interés muestran por este servicio son, por orden: británicos, estadounidenses, rusos, indios, colombianos, chinos y canadienses. Estos datos corroboran que España sigue siendo un destino atractivo y que genera interés para este perfil de comprador”. Afirma Alexander Vaughan, socio fundador de Lucas Fox.

Sin embargo, la inmobiliaria de lujo Barnes le resta importancia a este visado. “Aunque es una medida que persigue la atracción de grandes carteras de inversión o de altos ejecutivos que busquen fijar en España su residencia habitual, el peso de las compras por Golden Visa en relación al total de operaciones sigue sin ser significativo", asegura Eduardo Crisenti, socio director de Barnes Madrid.

Por su parte, Mikel Echevarren, CEO de Colliers, se muestra crítico con la poca flexibilidad del Gobierno Central con respecto a este tipo de visados y elogia el buen hacer del país vecino. “Mientras en destinos turísticos competidores, como en el Algarve, se otorgan todo tipo de ventajas fiscales, en España nos estamos dedicando a asustar a inversores y a espantar a nuestros turistas, con medidas existentes, con la creación de nuevos impuestos y la ‘armonización’ de impuestos bonificados. En este contexto, la 'golden visa' es una anécdota que no motiva significativamente las decisiones de compra de extranjeros, lamentablemente”, asevera Echevarren.

Mr House, una inmobiliaria que está acostumbrada a tramitar estos visados por su buena relación con el mercado chino, también critica la labor del Estado en este sentido. “El covid ha provocado cierta incertidumbre en inversores extranjeros. A los inversores les ha afectado también la situación política y económica, aunque poco a poco se está notando una vuelta a la normalidad. En el medio año que llevamos hemos realizado unas 15-16 operaciones de ‘golden Visa’, 10 menos que el año pasado en el mismo periodo (siendo clientes chinos, mexicanos y venezolanos los de mayor relevancia): cinco chinos, cinco mexicanos, cuatro venezolanos, un colombiano y un argentino”, relatan desde la compañía.

“A parte del covid, el endurecimiento de las leyes frente a la Prevención de blanqueamiento de capitales, es otro de los temas que hemos notado que ha hecho mella en las inversiones para obtención de 'golden visa', en el caso de clientes chinos, por ejemplo, es que el proceso se está ralentizando mucho debido a que China es considerado paraíso fiscal, y están teniendo muchos problemas para realizar sus inversiones, por los plazos de tiempo, por lo que muchos inversores deciden no optar por la 'golden visa'. Lo mismo pasa con otros países como México, Colombia o Venezuela”, añaden desde Mr House.