Información sobre vivienda y economía

Por qué se debe hablar de las derrotas de Hacienda en los Tribunales en los medios de comunicación

Gtres
Gtres

Desde hace casi 20 años me dedico, prácticamente en exclusividad, a recurrir las distintas liquidaciones, sanciones tributarias, y demás actos administrativos, que la Administración Tributaria (estatal, autonómica, o local), notifica a los contribuyentes. Y tras estos años de lucha contra el fisco (y los que, si Dios quiere, aún me quedan por delante), me he dado cuenta de que Hacienda, literalmente, hace su agosto con los contribuyentes, abogados, y asesores, que no están al día de lo que se cuece en los Tribunales.

Y es que una cosa es el texto legal que se publica en el BOE y otra, a veces muy distinta, la interpretación que del mismo realizan la Agencia Tributaria y los Tribunales. Normalmente, ambas interpretaciones no tienen nada que ver. Y es que mientras que la primera suele “barrer para casa” (que es la de Hacienda), los segundos gozan de la independencia que les permite resolver sin someterse a los criterios administrativos.

Si no se tiene en cuenta esto, y se ignora qué es lo que, cada día, están diciendo los Tribunales, el contribuyente, salvo que tenga un gran abogado o asesor, queda vendido en las manos de Hacienda. Y es que no espere el sufrido ciudadano que la Administración le informe de estos criterios de los Tribunales, novedosos, que podrían poner en duda la concreta liquidación o sanción que se le ha notificado. Esto no suele ocurrir, salvo alguna información que “off the record” se le escapa de vez en cuando a algún funcionario con buen corazón que, obviamente, también los hay.

Con pesar, he visto a muchos contribuyentes lamentarse, cuando ya nada puede hacerse, de que creían que su asunto no tenía solución, y que no valía la pena recurrir. Y ello, a pesar de que, sobre esa misma cuestión, ya existían pronunciamientos judiciales a favor, que al menos le hubieran permitido plantar cara a Hacienda, y tener esperanzas de anular la deuda tributaria que se le exigía.

Por ello, desde hace tiempo, a través del blog de "Ático Jurídico”, y gracias a la amplia difusión que algunos medios de comunicación como idealista nos dan, dedico parte de mi tiempo a comentar sentencias que den a los contribuyentes motivos y esperanzas para batallar contra Hacienda.

Y, en este punto, da igual que la resolución favorable provenga de un simple Juzgado, o Tribunal Económico-Administrativo. La experiencia me demuestra que, de las semillas más pequeñas, pueden brotar las plantas más frondosas. ¿Quién no recuerda la semilla de mostaza de la que habla el evangelio?

Ejemplos no faltan. Todos estamos hoy al día de la litigiosidad que ha generado el impuesto de plusvalía municipal, y de los múltiples pronunciamientos del Tribunal Supremo que ha propiciado. Pues bien, todo empezó en el Juzgado número 1 de Cuenca

Y lo mismo ocurrió con la exención en el IRPF de la prestación de maternidad, siendo Ático Jurídico el despacho que dio difusión en medios a una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que había dado la razón a un solo contribuyente. El Supremo acabó pronunciándose a favor de dicha exención, y la Ley del IRPF fue modificada.

En definitiva, los buenos criterios judiciales, o económico-administrativos, lo que necesitan es ser conocidos por los contribuyentes, y por los operadores jurídicos (abogados, asesores, magistrados). Solo de esta forma crecerá el número de contribuyentes que reclamarán una misma cuestión, y empujarán en el mismo sentido. Y se producirá el conocido como “efecto bola de nieve” que puede acabar con el reconocimiento de derechos a los contribuyentes, que inicialmente parecían imposibles de lograr.

Por el contrario, un pronunciamiento aislado de un Juzgado o Tribunal Superior de Justicia, si no se le da difusión, si no se conoce, probablemente caerá en el olvido. Y no podrá ser utilizado por otros contribuyentes que se encuentren en idéntica situación.

Humildemente, considero que esta actitud divulgativa le hace mucho más daño a Hacienda, que la mera queja o protesta ante la restricción de derechos que los contribuyentes, y es cierto, vienen sufriendo en los últimos tiempos. Dicha queja está bien, y es en parte necesaria. Pero ante un Ministerio de Hacienda prácticamente impermeable a las críticas, considero que es estéril, y en la mayoría de las veces acaba reducida a un simple pataleo.

Por ello, creo que todos los que nos dedicamos a esto tenemos la labor de dar la mayor difusión posible a las resoluciones judiciales o administrativas, que aporten criterios o interpretaciones novedosas, favorables a los contribuyentes. Y ello, para que éstos puedan invocarlas en sus batallas contra Hacienda.

Es algo que ya hacen muchos profesionales, a través de blogs o redes sociales. Pero lo anterior se logra, en mayor medida, dando la máxima difusión a dichos criterios novedosos en los medios de comunicación. Y ello, porque lo publicado en estos medios tendrá siempre, obviamente, mucha más repercusión que lo tan solo salga en un simple blog tributario, por muchas visitas o “solera” que éste tenga.

Logremos, en definitiva, que las resoluciones judiciales y administrativas favorables a los contribuyentes, que son públicas, sean también conocidas por el público que más pueden beneficiarse de ellas, que es la generalidad de los contribuyentes.

¿Por qué no? Hablemos de Hacienda, y sus derrotas en los Tribunales, en los medios de comunicación.

José María Salcedo es abogado y socio de Ático Jurídico. Especialista en la interposición de recursos contra Hacienda, es autor de la "Guía práctica para recurrir frente Hacienda" y también de la "Guía práctica para impugnar la plusvalía municipal".