Información sobre vivienda y economía

Los 5 platos españoles más curiosos y difíciles de explicar a un turista

Los 5 platos españoles más curiosos y difíciles de explicar a un turista
Comidas raras que se encuentra un turista al llegar a España / Wikimedia commons
Autor: Eduardo Basanta

Nuestra gastronomía es una parte fundamental de la "Marca España" y de la imagen que exportamos al exterior. Muchos de los turistas que nos visitan lo hacen por nuestros restaurantes y no tanto por nuestro sol y nuestras playas. Sin embargo, en nuestra idiosincrasia gastronómica existen algunos platos curiosos muy difíciles de explicar a estos turistas, ¡y algunos son manjares!.

Hemos hecho una selección de algunos de estos platos que tanto llaman la atención a extranjeros e incluso hemos elegido algunas casas rurales en la zona por si te decides a darte el capricho. ¡Buen provecho!.

 

1. Crestas de gallo

Crestas de gallo
Ración de crestas de gallo / Wikimedia commons

Sí, esa masa flexible roja en la cabeza del gallo se come, y no sólo eso, ¡son un manjar!. Se trata de un alimento poco conocido y que quizás la gente no se atreva a probarlo, gelatinoso y a la vez carnoso, visualmente parecido a una seta.

Dicen que hasta Leonardo De Vinci escribió acerca de la receta de crestas de gallo con migas y también se come en Francia o China. Por nuestra parte en España es típico de Castilla y León, sobre todo de Salamanca y Zamora.

En los últimos años muchos chefs las han usado para sus creaciones y su uso se ha extendido, por lo que hay varias carnicerías en las que puedes encargarlas y crear tu propia receta.

Casas rurales en Castilla y León

Ver más casas rurales en Castilla y León

Buscar restaurantes en Castilla y León

Ver pisos en venta en Castilla y León

 

2. Calçots

Calçots
Calçots en el fuego / flickr.com/photos/smartinmolina/13360751134

Decirle un extranjero que en Cataluña se come cebolla no le va a sorprender en absoluto. Sin embargo, cuando le cuentes que tiene que comerse el tallo pasado por el fuego hasta que las capas exteriores se vuelvan totalmente negras, puede que su cara cambie.

Con "calçot" denominamos la variedad conocida como "cebolla tardía", típica de Lleida, aunque las calçotadas tienen su mayor auge en la zona de Tarragona y las proximidades al Delta del Ebro. Y el "calçot" no tiene ningún sentido si no se moja en salsa "romescu", mezcla de frutos secos, ajo, tomate, vinagre y pimiento rojo.

Más que algo puramente gastronómico, la calçotada se convierte en una experiencia, una fiesta entre grupos de amigos y familiares. Entre el proceso de arrancar las capas exteriores ennegrecidas (acto seguido lo pasarán a estar tus manos) y comer el calçot, sin platos ni cubiertos, mientras te salpica la salsa romescu... no es una celebración apta para escrupulosos.

Casas rurales cerca del Delta del Ebro

Ver más apartamentos y casas rurales en el Delta del Ebro

Buscar restaurantes en Tarragona

Ver pisos en venta en Tarragona

 

3. Percebes

Percebes
Percebes en la roca / Pixabay

En un primer vistazo cualquiera puede confundir los percebes con esas piedras pequeñas que crecen en la base de los acantilados. Por su color o por la gelatinosidad del pedúnculo (lo que se come) muchos rechazan comer percebe y se pierden este verdadero manjar.

Su alto precio es debido al peligro que corren aquellos que se pelean con la furia del mar para capturar estos moluscos. Por ello, los pocos afortunados que se pueden permitir comerlos, prefieren dejarlo para fiestas y celebraciones importantes como Navidad.

La tradición gallega manda comerlos principalmente cocidos, aunque también tienen buen sabor a la plancha o fritos.

Casas rurales en Galicia

Ver más casas rurales en Galicia

Buscar restaurantes en Galicia

Ver pisos en venta en Galicia

 

4. Manteca colorá

Manteca colorá
Manteca colorá casera / Wikimedia commons

La manteca colorá es típica principalmente en Andalucía, aunque también en parte de Extremadura. Se trata de manteca de cerdo de color anaranjado, cocinada con trozos de carne (a veces picada), normalmente también de cerdo, pimentón y otras especias como orégano y laurel.

Lo que más llama la atención a los extranjeros es que alguien pueda comer una contundente tostada untada en manteca de cerdo para desayunar. El color rojizo (y el sobrenombre de "colorá") se lo da el Pimentón de La Vera que se le añade en el proceso de elaboración.

Los amantes de este manjar recomiendan untar la manteca colorá en pan de mollete para hacer el combo perfecto.

Una muestra más de que en España nos gusta aprovechar del cerdo absolutamente todo, hasta la manteca para desayunar.

Casas rurales en Andalucía

Ver más casas rurales en Andalucía

Buscar restaurantes en Andalucía

Ver pisos en venta en Andalucía

 

5. Morteruelo manchego

Morteruelo manchego
Ración de morteruelo / flickr.com/photos/klaussi/12442983735/

Plato típicamente manchego, aunque más concretamente de la zona de Cuenca. Se trata de un guiso compuesto principalmente de hígado de cerdo, pan rallado y especias.

Tras machacarlo con un mortero (de ahí el nombre) da como resultado una especie de pasta, mucho más parecida al paté que a un guiso. Este aspecto pastoso es el que echa para atrás a muchos extranjeros cuando se les invita a probar. Los que finalmente se deciden a probarlo descubren que se trata de un plato muy contundente pero de un sabor inigualable.

Casas rurales en Cuenca

Ver más casas rurales en Cuenca

Buscar restaurantes en Cuenca

Ver pisos en venta en Cuenca