Información sobre vivienda y economía

Upyd defenderá en el congreso el alquiler vacacional: “el que no quiera pasar sus vacaciones en un hotel ¿Se tiene que comprar un piso?”

La regulación del alquiler vacacional hasta prácticamente su prohibición sigue dando coletazos. A raíz de que idealista news denunciara esta restrictiva normativa, el partido upyd va a defender el negocio del alquiler turístico en el congreso de los diputados. El cofundador de la formación, Carlos Martínez-gorriarán, argumenta que alquilar la vivienda a turistas es un derecho básico y que prohibirlo es “ir en contra de la superación de la crisis”. Es más, insiste en que si desapareciera esta modalidad vacacional, se volvería al modelo de endeudamiento de compra de vivienda en la costa

Desde que en junio de 2013 el gobierno modificara la regulación del alquiler vacacional para que sean las diferentes ccaa las que regulen esta materia, el mar de fondo del turismo vacacional se ha revuelto, y mucho. Temerosos de competir en igualdad de condiciones, los grupos hoteleros están presionando a los gobiernos autonómicos para que legislen en contra del alquiler vacacional, una modalidad que ha existido toda la vida, tal y como insiste el diputado de upyd

Martínez-gorriarán recuerda que el derecho de la propiedad no se puede conculcar. “Si tengo un apartamento de mi propiedad y se lo alquilo a alguien, nadie me lo puede negar”. Ahora bien, subraya que, como todo negocio, hay que declararlo

Juan Ramón rallo, director del instituto juan de mariana, cree que “el alquiler vacacional es una parte de ese uso que puede permitir rentabilizar el inmenso error de inversión que supuso la burbuja inmobiliaria”. En esta misma línea se mantiene el diputado de upyd al señalar que con el enorme stock de viviendas que arrastra España, lo lógico es sacarlas al mercado del alquiler vacacional

Otra problemática que ve la formación política magenta es que la regulación del alquiler turístico corresponde a las diferentes comunidades autónomas. Defienden que vuelva a ser una normativa estatal e, incluso, europea. Tanto es así, que estudian presentar una proposición no parlamentaria en las cortes. Por el momento, han enviado algunas preguntas al gobierno sobre “el intercambio privado de viviendas en zonas turísticas”. La respuesta aún no se ha hecho pública

Martínez-gorriarán reconoce que están muy interesados en este negocio y también en todas las posibilidades de negocios emergentes relacionados con economías colaborativas y con la industria digital. A la mente le vienen páginas web como blablacar, toprural o Rentalia. Está convencido de que la salida de la crisis pasa por impulsar la expansión de la economía digital en nuestro país

Prohibido alquilar

Con la nueva normativa está habiendo una caza de brujas contra los ciudadanos que alquilan sus viviendas con fines turísticos. El caso más paradójico está en Andalucía, una región que ni siquiera cuenta con una normativa aprobada pero que ya ha comenzado a multar a propietarios, como al sevillano josé Carlos cañete con 2.001 euros sin una base legal que sustente la sanción  

Otro ejemplo de regulación restrictiva es el de Baleares. Aquí está directamente prohibido el alquiler vacacional de pisos, apartamentos y adosados. Sólo se permite el alquiler de chalets. En Cataluña, las mayores restricciones vienen por parte del ayuntamiento de Barcelona que ha congelado la concesión de nuevas licencias para operar en algunos distritos

También hay comunidades que son más sutiles a la hora de plantear trabas. Por ejemplo, Madrid obliga que las viviendas vacacionales tengan una estancia mínima de cinco noches, cuando lo normal suelen ser entre dos y tres noches. Es la fórmula de mantenerlas fuera en el jugoso mercado de las estancias de fin de semana