Información sobre vivienda y economía

Las reservas de viviendas turísticas en la costa tocan mínimos históricos en el verano del covid

La ocupación de las viviendas turísitcas de playa para agostos se sitúa en el 77,4%, frente al 88,5% del año pasado

Rentalia
Rentalia
Autor: Redacción

Esta campaña de verano está marcada, al igual que 2020, por la crisis del coronavirus y sus consecuencias. Los nuevos rebrotes que están surgiendo por todo el país, la menor capacidad adquisitiva de los ciudadanos y la caída del turismo están afectando de lleno a la ocupación de viviendas turísticas en la costa, que ha caído a mínimos históricos.

Según los datos de Rentalia, el portal de alquiler vacacional de idealista, están reservados 77 de cada 100 alojamientos de playa para el mes de agosto, frente al 88% del año pasado. Se trata del nivel más bajo desde que el portal empezó a recopilar datos en 2008. Hasta ahora, la ocupación nunca había bajado del 83%, ni siquiera en los peores momentos de la crisis económica. En cambio, el mejor dato fue el de 2017, con unas reservas superiores al 92%.

No obstante, en algunas zonas del norte están ocupadas más del 84% de las viviendas turísticas costeras. Los destinos favoritos este año son Asturias (cuya ocupación es la más alta del país al situarse en el 93%), Cantabria (89,1%), A Coruña (85,3%) y Lanzarote (84,6%). La isla canaria es la única que mejora sus cifras de ocupación respecto al año pasado, con un incremento de 16 puntos porcentuales.

La buena noticia es que hay varias zonas costeras con una ocupación inferior al 60%, lo que significa que hay una gran disponibilidad para los viajeros de última hora. Entre los más destacados están Huelva (con un 56,9% de ocupación, -17,6 puntos porcentuales con respecto al año pasado), Tenerife (58,7%, con una caída de 10,3 puntos), Castellón (59,3%, -25,4 puntos) y Gran Canaria (59,8%, con un alza de 4,8 puntos).

El resto de destinos de costa tienen unos niveles de ocupación entre el 84 y el 63%: Mallorca 84,3% (-11,7 puntos porcentuales con respecto al año pasado), Menorca 84,2% (-5,7 puntos), Alicante 83,5% (-10,2 puntos), Cádiz 83,2% (-2,9 puntos), Almería 80,8% (-9,9 puntos), Pontevedra 79,4% (-6 puntos), Tarragona 77,3% (-10,5 puntos), Girona 76,9% (-10 puntos), Málaga 72,5% (-20,3 puntos), Murcia 71,3% (-18,5 puntos), Valencia 68,2% (-20,3 puntos) y Barcelona 63,5% (-28, puntos).

Según explica Almudena Ucha, directora de Rentalia, "los datos de ocupación reflejan una evidencia: en el verano del 2020 el protagonista será el turista nacional. Aquellos mercados muy dependientes del turismo extranjero, como los de la costa mediterránea, están viviendo grandes caídas de ocupación, destacando las costas de Barcelona, Castellón, Málaga y Valencia, todas por encima del 20%. En el lado contrario, otras costas más apetecibles para el turista español, como las del norte de España, están consiguiendo niveles de ocupación por encima del 85% y con ello salvar la temporada".

El atractivo de las zonas rurales y las piscinas privadas

Este año muchos viajeros están cambiando su destino de costa por un alojamiento rural y la búsqueda de viviendas (costeras o de interior) que tengan piscina privada.

En este sentido, Rentalia sostiene que "dentro del 77,4% de ocupación de viviendas turísticas en la costa se puede diferenciar entre apartamentos, con un 70,8%, y las casas y villas, cuya ocupación sube hasta el 87,7%. Esta preferencia por las viviendas unifamiliares se extiende también a las casas de turismo rural, cuya ocupación crece 1,9 puntos porcentuales respecto a 2019, hasta situarse en el 87,7%". 

Y sobre las piscinas el estudio aclara que, ante las limitaciones de aforo en una gran mayoría de playas de nuestro litoral, la piscina privada es una de las protagonistas de la campaña veraniega. Las casas y villas de alquiler vacacional en la costa con piscina tienen un nivel de ocupación del 90,1%, mientras que las casas rurales con piscina llegan hasta el 92,5% de ocupación.