Información sobre vivienda y economía

Cómo reformar una casa sin gastar mucho

habitissimo
habitissimo
Autor: Redacción

Cambiar el aspecto de una casa sin tener que hacer grandes obras es posible. Hay diferentes tipos de trabajos que se pueden efectuar evitando escombros y el polvo que se levanta. La ventaja es que puedes seguir viviendo en la casa durante las obras sin demasiados inconvenientes. Además, se consigue una casa con un aspecto renovado e incluso con un presupuesto reducido.

Este tipo de intervención se puede llevar a cabo cuando no hay problemas que afecten a las instalaciones o a la inestabilidad de los revestimientos y sólo se quiere dar una imagen actualizada a las estancias de la vivienda. Te explicamos trucos de la mano de Habitissimo.

Cambiar el aspecto de la cocina

Transformar la cocina y hacerla más funcional a veces no requiere de demasiado trabajo. Incluso sin cambiar todo el mobiliario y sin tocar las instalaciones, puedes hacer mucho por cambiar la distribución interna. Por ejemplo, para añadir una península a una cocina lineal, basta con cambiar la encimera y sustituirla por una en forma de L. Será una encimera adicional que también se puede utilizar para comer si se añaden unos taburetes. Para completar la transformación, puedes pintar los azulejos del salpicadero y las puertas de los armarios con pinturas adecuadas a los materiales.

habitissimo
habitissimo

Renovación del baño

El cuarto de baño es uno de los espacios que más muestra el paso del tiempo. Para renovar un cuarto de baño con varios años de antigüedad sin grandes intervenciones se pueden sustituir los sanitarios y la grifería anticuados y poco funcionales. De este modo, podrás instalar nuevos productos con mejores prestaciones y estéticamente más bonitos. El mantenimiento de todas las conexiones existentes no requerirá ninguna demolición, es una intervención que sólo requiere el trabajo de un fontanero, ninguna obra de albañilería.

habitissimo
habitissimo

Un suelo nuevo

Existen varias soluciones para renovar el suelo sin necesidad de demolerlo. mantienes el revestimiento antiguo y añades el nuevo encima. Esto es posible gracias a los espesores reducidos. Esto puede hacerse aplicando cemento resinoso sobre las baldosas existentes, creando una superficie continua y contemporánea. Como alternativa, se pueden colocar baldosas de gres porcelánico ultrafinas sobre el antiguo suelo, creando superficies decorativas de moda. Si quieres hacer el trabajo de forma más sencilla y menos definitiva, puedes optar por colocar tarima flotante de calidad de laminado o PVC. Es una buena idea para hacer más acogedora incluso una casa alquilada con la posibilidad de poder desmontar y reutilizar el suelo una vez finalice el alquiler.

habitissimo
habitissimo

Renueva las puertas de las habitaciones

Las puertas interiores influyen mucho en el estilo de una casa. Las puertas de madera pesadas y de aspecto anticuado pueden restarle éxito a una habitación. Si son puertas de calidad y en buen estado, basta con pintarlas para aligerar el efecto general y dar un aspecto renovado. Si, por el contrario, se trata de un modelo de puerta muy esencial, la aplicación de marcos decorativos añadirá un detalle que les hará parecer más chic.

habitissimo
habitissimo

Soluciones de cartón-yeso

La versatilidad de este material permite crear infinidad de formas y puede utilizarse para enmascarar defectos, crear nuevos tabiques, muebles a medida o elegantes falsos techos. En resumen, con el uso de placas de yeso se puede transformar un ambiente sin ninguna demolición y totalmente en seco. La placa de yeso también permite realzar los ambientes a través de la iluminación, integrando lámparas empotradas o aprovechando el efecto de las tiras de LED.