Información sobre vivienda y economía

Por qué la fecha clave para la economía no es el Brexit ni el 26J, sino el próximo lunes

Autor: Carlos Salas (colaborador de idealista news)

Tomen nota del día y la hora. Lunes 27 de junio a las 9 de la mañana. A esa hora abrirán los mercados y sabremos si ya han hecho sus combinaciones ganadoras o perdedoras con los resultados del referendum del 'Brexit' y las Elecciones Generales del 26J.

Los servicios de estudios de los bancos y de los fondos de inversión todavía no lo tienen claro. ¿Habrá una mayoría de izquierdas? ¿Habrá una mayoría de derechas? ¿Tendrán que pactar con los pequeños partidos?

La primera hipótesis es la de que se pueda formar un gobierno de izquierdas. El problema para los inversores es que no sería un gobierno de izquierdas, sino de extrema izquierda: Unidos Podemos no es socialdemócrata, sino una coalición de dos partidos de izquierda con algunos toques de extrema izquierda, o al menos es como se ve fuera de nuestras fronteras, como prueban recientes artículos de ‘The New York Times’, 'The Times' o 'Wall Street Journal'.

Las encuestas afirman que el segundo partido más votado puede ser la unión de Izquierda Unida con Podemos. Está por ver si logran convencer a los socialistas –los socialdemócratas de verdad sobre el papel–, a los que han venido seduciendo desde hace semanas.

Pedro Sánchez ha llegado a decir que no pondrá impedimentos “a una fuerza del cambio”, pero no ha dicho claramente que vaya a apoyar a Pablo Iglesias. Las indefiniciones se empezarán a aclarar este domingo, pero será el lunes cuando el termómetro de los mercados empiece a dar su veredicto.

Si los votos entre Unidos Podemos y el PSOE suman más de 175 diputados, seguramente habrá una reacción a la baja. Pimco ya ha dicho que el primer impacto va a venir con la financiación. Los bonos españoles serán más caros.

Es decir, habrá que aumentar el gancho de la rentabilidad para que los inversores sigan confiando en la deuda del Reino de España. Lo cual supondrá una subida de la prima de riesgo. En cambio, si no llegan a esa mayoría, los mercados aguantarán a la espera de que empiecen las negociaciones.

Si el resultado electoral da un impulso insólito a Ciudadanos, se abriría paso la opción que más desean los mercados: una alianza entre PP y Ciudadanos. Como es muy difícil pensar en que lograrán la mayoría (pues con tanta división electoral las sorpresas están descontadas), lo único que esperarían los inversores es que el PSOE se abstuviera en las votaciones y permitiera la investidura del candidato del PP.

Quedan cuatro días para que se empiecen a despejar las incógnitas. Los españoles tomarán sus decisiones el domingo, pero será el lunes cuando los mercados tomen las suyas.