Información sobre vivienda y economía

Los gráficos no engañan: las comunidades mediterráneas son las más endeudadas de España

No hay organismo nacional o internacional que no le reproche a España el gran problema que tiene con la deuda pública. En menos de una década, hemos pasado de ser la envidia de Europa en términos de endeudamiento sobre PIB (hasta 2010 estaba por debajo del 60%) a ser uno de los que deben más de la riqueza que es capaz de generar (actualmente se acerca al 100% del PIB).

Es, junto con la reducción del paro, uno de los desequilibrios a combatir... Y gran parte del problema procede de las comunidades autónomas (entre todas suman unos 275.000 millones de euros, 13.000 más si tenemos en cuenta los territorios forales de País Vasco y Navarra), sobre todo de las que se encuentran a orillas del Mediterráneo.

Los datos no engañan y, miremos los que miremos (volumen, de deuda sobre PIB o de deuda sobre los ingresos corrientes), en la clasificación de las regiones más endeudadas del país encontramos a Cataluña y Comunidad Valenciana, mientras que en algunas comparativas también aparecen los nombres de Andalucía, Baleares y Murcia. La única comunidad no mediterránea que también está en la lista es Castilla-La Mancha.

Esto es lo que dicen los datos oficiales que ha recopilado Analistas Financieros Internacionales (AFI):

1. Las CCAA con más volumen de deuda

Como muestra el gráfico, las tres autonomías que deben más dinero son, por este orden, Cataluña (77.740 millones de euros), Comunidad Valenciana (46.187 millones) y Andalucía (34.260 millones). Las siguientes de la lista son Madrid (32.783 millones) y Castilla-La Mancha (14.430 millones). Solo cuatro regiones (sin contar con Navarra) deben menos de 5.000 millones de euros: Asturias, Cantabria, Extremadura y La Rioja.

Estas cifras, sin embargo, no dicen nada por sí mismas: es importante mirar cuánto representa la deuda sobre cada economía regional.

2. Las CCAA con más deuda sobre PIB

La comunidad con la ratio deuda/PIB más abultada es Comunidad Valenciana, donde la proporción alcanza el 42.5%. Las siguientes de la lista con peor registro son Castilla-La Mancha (36%) y Cataluña (34,8%), seguidas de Baleares (29,4%) y Murcia (29%). Al otro lado de la tabla se encuentra Madrid, con un 14,9%, lo que significa que debe menos de 15 de cada 100 euros de su riqueza. Solo Navarra, con un 14,1% registra un porcentaje inferior.

¿Y qué pasa si incluimos una nueva variable? Veamos cómo cambia la clasificación si comparamos la deuda respecto a los ingresos.

3. Las CCAA con más deuda sobre ingresos corrientes

En este caso, destacan los malos resultados de Comunidad Valenciana y Cataluña, con unas ratios superiores al 300%. Por encima del 200% también encontramos a Baleares (260%), Murcia (232%) y Castilla-La Mancha (218%). En el caso de Madrid, la proporción ronda el 192%.

Su capacidad de financiación, en entredicho

En los datos de AFI encontramos dos lecturas especialmente llamativas: la primera, que todas las autonomías deben más dinero que el que son capaces de conseguir vía ingresos corrientes y la segunda, que hay tanto las regiones mediterráneas como Castilla-La Mancha están en unos niveles preocupantes.

“Las CCAA con ratios por encima del 200% de deuda sobre los ingresos corrientes seguirán siendo muy vulnerables a un tensionamiento de las condiciones financieras y tendrán difícil financiarse en el mercado”, explica AFI, que deja entrever la importancia que tienen para algunos territorios la existencia de los mecanismos de financiación pública que ha estado usando el Estado en los últimos años para nutrirles de financiación gratis.

Y es que de su informe también se extrae otra conclusión: la deuda de Cataluña no tiene grado de inversión para la agencia de calificación crediticia Fitch (es decir, es bono basura), ni tampoco para su homóloga Standard&Poor’s, que también sitúa a Comunidad Valenciana dentro del escalón especulativo. Actualmente, y a pesar de la elevada deuda que registran en cualquier comparativa, siguen siendo las regiones de España con el diferencial más alto: