Información sobre vivienda y economía

Europa respalda que se puedan recuperar las cláusulas suelo de antes de 2013 sin solicitarlas

El edificio del Tribunal de Justicia de la UE / EUROPA PRESS
El edificio del Tribunal de Justicia de la UE / EUROPA PRESS
Autor: Redacción

El abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), Evgeni Tanchev, ha propuesto que la justicia española pueda ordenar de oficio la "restitución íntegra" de las cantidades indebidamente pagadas por una cláusula suelo declarada nula, aunque el consumidor no haya presentado un recurso para reclamarlas. Así, abre la puerta a que miles de afectados puedan recuperar lo pagado de más antes del 9 de mayo de 2013, cuando el Tribunal Supremo estableció que la banca sólo debía devolver las cantidades cobradas de más a partir de su sentencia.

El letrado, cuyas conclusiones no son vinculantes para el TJUE, considera que las normas nacionales "no deben aplicarse de manera que menoscaben" el derecho de los consumidores "a no quedar vinculados por una cláusula abusiva".

Se trata de las conclusiones que el Abogado General ha realizado sobre un litigio entre Banco de Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria (Banco Ceiss, absorbido por Unicaja) y una consumidora, en relación con la 'cláusula suelo' incluida en un contrato de préstamo hipotecario firmado en 2006.

Sin embargo, la cláusula abusiva fue declarada nula por un tribunal español que ordenó a Banco Ceiss que restituyese las cantidades cobradas a partir del 9 de mayo de 2013, con sus intereses, de conformidad con la jurisprudencia establecida por el Tribunal Supremo en su sentencia de 9 de mayo de 2013.

Banco Ceiss interpuso recurso de apelación contra dicha sentencia ante la Audiencia Provincial de Valladolid, en relación con el pago de las costas procesales. Al tiempo, el TJUE dictaba en diciembre de 2016 una sentencia que establecía que las cantidades abonadas indebidamente por 'cláusulas suelo' sea a partir de la fecha en la que se declarase nula la cláusula, y no solo desde mayo de 2013.

En enero de 2017, la Audiencia Provincial estimaba el recurso de apelación de Ceiss y revocaba el pronunciamiento de la sentencia que condenó a la entidad al pago de las costas. Sin embargo, no hizo mención alguna a la sentencia del TJUE ni modificó el pronunciamiento de la sentencia dictada en primera instancia sobre los efectos restitutorios de la nulidad de la 'cláusula suelo' abusiva, al no ser objeto del recurso.

La consumidora recurrió al Tribunal Supremo al considerar que debería haberse aplicado la jurisprudencia de la sentencia Gutiérrez Naranjo y habérsele acordado de oficio la restitución íntegra de las cantidades pagadas en aplicación de la cláusula suelo.

De su lado, Banco Ceiss se opuso aduciendo que la consumidora no apeló la sentencia dictada en primera instancia para impugnar la limitación en el tiempo de los efectos restitutorios, de modo que no era procedente que la Audiencia Provincial acordara que la restitución debía extenderse a todas las cantidades pagadas.

Así, el problema planteado es que solo el banco, y no el consumidor, interpuso recurso de apelación contra la sentencia dictada en primera instancia que estableció esa limitación en el tiempo. Además, la sentencia del TJUE se dictó después de que expirara el plazo para interponer el citado recurso de apelación, si bien antes de que el órgano jurisdiccional nacional que conocía del recurso de apelación pronunciase su resolución.

Por lo tanto, la cuestión principal que el TJUE examinará y sobre el que el abogado del tribunal europeo acaba de pronunciarse es si un órgano jurisdiccional nacional que resuelve en apelación, en tales circunstancias, debe ordenar de oficio la restitución íntegra de las cantidades indebidamente pagadas por el consumidor.

En este sentido, el abogado general ha recordado que la declaración judicial del carácter abusivo de una cláusula debe tener como consecuencia, en principio, "el restablecimiento de la situación de hecho y de Derecho en la que se encontraría el consumidor de no haber existido dicha cláusula".

Así, señala que la obligación del juez nacional de dejar sin aplicación una cláusula abusiva que imponga el pago de importes que resulten ser cantidades que no debieron ser abonadas genera, en principio, el correspondiente efecto restitutorio en relación con tales importes.

Carmen Giménez, fundadora de G&G Abogados, señala que el Abogado General, en este caso, no hace más que reiterar la doctrina ya sentada por el TJUE. "Por un lado, no es posible aplicar derecho nacional que contravenga o contradiga la Directiva en materia de protección de los consumidores, como ya vimos con la Sentencia de dicho Tribunal del pasado 10 de Junio, que se refería a los plazos de prescripción establecidos en el Código civil francés; y por otro, la obligación de los Tribunales nacionales de analizar de oficio las cláusulas abusivas de los contratos celebrados con consumidores, y ello aunque no se lo haya pedido el consumidor, doctrina reiterada desde el año 2009, caso Pannon", apunta la abogada.

"Una vez dictada la Sentencia de 21 de Diciembre de 2016, sobre la retroactividad de los efectos de las cláusulas suelo, me atreví a indicar cuál podría ser la solución para aquellas personas afectadas por la Sentencia del Tribunal Supremo de 9 de Mayo de 2013, si bien era bastante complicado si se aplica nuestra legislación estrictamente, como así ha sido hasta la fecha", sentencia Carmen Giménez. 

La letrada espera que el TJUE se pronuncie en el mismo sentido que lo hizo en su sentencia del pasado 10 de Junio, sobre plazos de prescripción, y avalando las conclusiones del Abogado General, aunque luego la esperanza de aplicarlo en nuestros Tribunales pueda retrasarse porque se planteen nuevas cuestiones prejudiciales, como se ha hecho con los plazos de prescripción de la cláusula gastos, aunque para la mayoría de los operadores jurídicos ya estuviera cristalinamente resuelto.