Información sobre vivienda y economía

Autónomo o sociedad limitada, ¿Qué te interesa más?

Autor: Redacción

Artículo escrito por Lucía Martín, colaboradora de idealista news

Seguro que, si has pensado trabajar por tu cuenta, en alguna ocasión te has planteado la anterior pregunta: ¿Qué puede interesarte más, darte de alta como autónomo o constituir una sociedad limitada, una sl? 

Pues, como todo, depende. Una y otra figura tienen ventajas e inconvenientes. Dependiendo del capital que tengas y de los ingresos que puedas obtener, te interesará más un régimen que otro

Hoy, te lo aclaramos, gracias a los expertos de la asesoría zarzaquemada. Toma buena nota y haz cálculos:

Ventajas de ser autónomo: 

-    “darse de alta como autónomo es un proceso más rápido, ágil y económico, que constituir una empresa con personalidad jurídica”, comentan los asesores

-    No necesitas de ninguna cantidad para darte de alta en este régimen (al contrario que cuando constituyes una sl)

-    Tendrás un control total sobre la gestión del negocio

-    Hay menores costes de administración y fiscales

Pero (inconvenientes):

-    En el caso de que haya deudas que abonar (y éste es uno de los peros más grandes), el autónomo responde tanto con el patrimonio de la prensa como con el personal

-    Además, si está casado en régimen de gananciales, lo anterior también afecta al patrimonio del cónyuge

-    Si los beneficios que obtiene con la actividad son altos, se pagan más impuestos en el régimen de autónomos que en el de la sociedad, al tener que tributar por el IRPF en lugar del impuesto sobre sociedades

Ventajas de la sociedad limitada:

-    En caso de tener que afrontar deudas, solo se responde ante terceros con el patrimonio que esté a nombre de la sociedad

-    Es el tipo de sociedad con los trámites administrativos más sencillos

-    Se necesita un capital social mínimo de 3.000 euros

-    El número de socios es a partir de uno, en cuyo caso se tratará de una sociedad limitada unipersonal

-    A partir de un determinado nivel de ingresos (sobre los 47.000 euros) se pagan menos impuestos, ya que en sl siempre es el 25% mientras que en autónomos está sujeto a progresividad

-    En una sl, el autónomo puede fijarse un sueldo que es desgravable

¿Desventajas? Las siguientes:

-    Menor agilidad en los plazos de constitución que en el caso de autónomos. Las sl suelen tardar alrededor de 40 días, mientras que en autónomos es prácticamente inmediato

Resumiendo: si con tu actividad empiezas a tener unos ingresos elevados, seguramente te interese más constituir una sociedad limitada que estar como autónomo, porque tu cita con hacienda será más llevadera. En caso contrario, te interesa ser autónomo