Información sobre vivienda y economía

Así acabarán el año las mejores hipotecas fijas a 30 años que hay en el mercado

Las hipotecas fijas están viviendo su momento más dulce, tanto en términos de contratación como en ofertas competitivas. Este año que termina ha sido un revulsivo para los préstamos a tipo fijo, ya que cada vez más consumidores se decantan por esta alternativa, cuyo principal punto fuerte es que nunca sufre cambios en la cuota: se paga exactamente la misma cantidad desde el primer mes hasta el último.

Y lo cierto es que en el mercado encontramos algunas propuestas muy atractivas. Según el comparador de idealista hipotecas, las cinco entidades que ofrecen actualmente las ofertas más competitivas a un plazo de 30 años en diciembre de 2017 son BMN, Abanca, Liberbank, Bankinter y Kutxabank. Resumimos cuáles son sus principales características:

Hipoteca a 30 años de BMN

BMN, entidad que está inmersa en un proceso de fusión con Bankia, ofrece actualmente la hipoteca a 30 años más barata del mercado. En concreto, está sujeta a un tipo de interés del 2,20%, lo que se traduce en una cuota mensual de unos 380 euros para un préstamo de 100.000 euros. Con esta hipoteca, además, se puede financiar el 80% del precio de compra de la vivienda más gastos.

Ahora bien, también tiene sus inconvenientes. Por ejemplo, está sujeta a una comisión de apertura del 1% (algo que no establecen Abanca, Liberbank y Kutxabank), y establece una comisión del 0,5% por la cancelación anticipada del total y del 0,25% por la amortización parcial.

Además, la hipoteca a 30 años de BMN está sujeta a una serie de vinculaciones, como domiciliar la nómina, contratar un seguro de hogar y otro de vida, utilizar la tarjeta de la entidad y abrirse un plan de pensiones.

Hipoteca a 30 años de Abanca

La hipoteca a 30 años de Abanca es algo más cara que la de BMN: su interés se sitúa en el 2,25%, lo que se traduce en una cuota mensual de unos 382 euros para un importe de 100.000 euros. Sin embargo, tiene algunos puntos a favor: con ella se puede financiar hasta el 90% del precio de compra de la vivienda y no está sujeta a una comisión de apertura. A ello se suma que no establece comisión alguna por la cancelación anticipada.

Su principal inconveniente son sus vinculaciones: domiciliar la nómina, contratar el seguro del hogar, contratar el seguro de vida y usar la tarjeta de la entidad. A pesar de que estas condiciones están en línea con las que suelen exigir todos los bancos, en su caso su coste es superior a la media. Es decir, los seguros son algo más caros de lo habitual.

Hipoteca a 30 años de Liberbank

El préstamo de Liberbank tiene varios puntos en común con el de Abanca. Está sujeto al mismo tipo de interés (2,25%), por lo que la cuota mensual es la misma (unos 382 euros), y tampoco establece comisión de apertura.

Ahora bien, financia un porcentaje inferior del precio de compra de la casa (un máximo del 80%) y sí que penaliza la amortización anticipada: un 0,5% durante los cinco primeros años de vida del préstamo y un 0,25% a partir de entonces.

La parte positiva es que las vinculaciones son inferiores a las de otras hipotecas: basta con domiciliar la nómina, usar la tarjeta de la entidad y contratar el seguro de hogar. Por tanto, el cliente no tendrá que contratar el seguro de vida ni abrirse un plan de pensiones para poder conseguir ese tipo de interés tan competitivo.

Hipoteca a 30 años de Bankinter

La hipoteca a 30 años de Bankinter es algo más cara que las tres anteriores: su tipo de interés alcanza el 2,35%, lo que se traduce en una cuota mensual de unos 387 euros para un importe del préstamo de 100.000 euros.

Este préstamo tampoco destaca por ser el que más financia (un máximo del 80% del precio de compra), y además está sujeta a diferentes comisiones. Por abrir la hipoteca, la comisión es del 1%, con un importe mínimo de 500 euros, mientras que la amortización anticipada tiene una penalización del 0,5% durante el primer lustro de vida del préstamo, y del 0,25% pasado ese tiempo.

Por si fuera poco, tiene bastantes vinculaciones: la domiciliación de la nómina, la contratación del seguro de hogar y de vida, y la apertura de un plan de pensiones. Como contrapunto, la entidad permite al hipotecado beneficiarse de las ventajas de su ‘Cuenta Nómina’, que incluye una remuneración del 5% TAE el primer año y el 2% el segundo, con un máximo a remunerar de 5.000 euros.

Hipoteca a 30 años de Kutxabank

La hipoteca a 30 años de Kutxabank es, a la vez, cara y cruz del ranking. A pesar de que es el préstamo más caro (su interés alcanza el 2,4%, dejando una cuota mensual de unos 399 euros), permite financiar hasta el 100% del precio de compra de la vivienda, siempre que el cliente cumpla una serie de requisitos.

Otra de sus ventajas es que no establece comisión de apertura, aunque sí penaliza la cancelación anticipada. Al igual que en los casos anteriores, la comisión es del 0,5% durante los primeros cinco años de vida de la hipoteca, y del 0,25% pasado ese plazo. ¿Y qué hay de sus vinculaciones? La entidad es flexible y permite diferentes combinaciones: a la domiciliación de la nómina y el uso de las tarjetas se pueden sumar los seguros o la apertura de un plan de pensiones.