Información sobre vivienda y economía

El euríbor vuelve a caer en abril, pero no afecta a las hipotecas: las cuotas seguirán subiendo

Autor: Redacción

El euríbor a 12 meses ha terminado abril con una media del -0,112%, lo que se traduce en la segunda caída consecutiva del indicador de referencia para la mayoría de las hipotecas en España. 

A falta de que España confirme el cierre definitivo del cuarto mes del año, esta es la segunda vez en los últimos 13 meses que baja el indicador. La última vez que lo hizo fue en marzo de 2018, cuando tocó mínimos históricos en el -0,191%, y tras repetir dato en abril, en mayo inició la tendencia alcista. 

Ya en marzo, el índice cayó levemente (pasó del -0,108% al -0,109%), arrastrado por las decisiones del Banco Central Europeo (BCE). El guardián del euro ha revisado a la baja las perspectivas de crecimiento económico e inflación en la eurozona, y ha aplazado la posible subida de los tipos de interés. Actualmente no se espera un repunte del precio del dinero hasta, por lo menos, finales de año; y tal y como evoluciona el euríbor, parece que el mercado da por hecho que no habrá movimientos en los próximos 12 meses. 

No obstante, los niveles actuales superan los registrados hace un año, por lo que los hipocados que tengan revisión de las condiciones de su préstamo próximamente verán incrementada levemente su cuota. Para una hipoteca de unos 150.000 euros, el repunte será de unos 5 euros al mes (60 euros al año). [Calcula aquí cómo variará tu hipoteca]

Pero, ¿estamos entonces ante un cambio de tendencia? Lo cierto es que parece ser algo puntual, ya que los expertos siguen pensando que poco a poco el euríbor se irá acercando a terreno positivo. Cuánto tardará en hacerlo dependerá de cómo evolucionen la economía y los precios en la eurozona, y de las medidas que vaya tomando el BCE. 

A la espera de que se produzca este giro alcista, el tipo fijo sigue ganando peso en el mercado hipotecario. En lo que llevamos de año, las hipotecas fijas han batido un doble récord: en número mensual de contrataciones y en peso sobre las firmas totales (en febrero representaron casi un 42%). Toda una señal de que los nuevos hipotecados se quieren proteger de los vaivenes que pueda dar el euríbor en el futuro. 

De momento, al menos, los clientes tienen una oferta a tipo fijo muy competitiva: hay varios préstamos con un tipo de interés de entre el 2,05% y el 2,4%, en línea con la actual media histórica del euríbor (2,07%).