Información sobre vivienda y economía

ING aplaude la ley hipotecaria... y quiere aprovecharla para ser el banco que conceda más préstamos

César González-Bueno, presidente de ING para España y Portugal / APIE
César González-Bueno, presidente de ING para España y Portugal / APIE

Lanza de ING a favor de la ley hipotecaria. A pesar de la polémica que ha generado justo antes de su entrada en vigor de la normativa, el banco holandés ha aplaudido su llegada y sus efectos positivos para clientes y entidades.

La ley hipotecaria es sanísima y buenísima en líneas generales, porque protege al consumidor y da seguridad jurídica a los bancos, aunque esto no quiere decir que sea perfecta. Aunque es un avance, hay algunas partes que podrían ser mejores”, ha asegurado César González-Bueno, presidente de la entidad para España y Portugal, durante unas jornadas celebradas en Santander.

Por ejemplo, el banquero ha hecho referencia a la obligación que tienen los bancos de entregar la documentación precontractual al cliente al menos 10 días antes de que se produzca la firma del préstamo, un tiempo en el que el consumidor debe elegir un notario y analizar con él el contenido de la oferta y solventar sus posibles dudas. Tras el encuentro, el notario deberá firmar un acta que será necesaria para poder formalizar la hipoteca. “Puede haber consumidores que necesiten cerrar la operación en un periodo de tiempo más corto”, ha reconocido.

Coincidiendo con la entrada en vigor de la normativa, el primer espada del banco holandés en el mercado ibérico ha asegurado que entre sus objetivos está convertirse en la entidad líder en la firma de nuevas hipotecas. Actualmente tiene una cuota de mercado del 9,5%, la cuarta más alta del sector (en términos de stock total su peso es del 3%), aunque espera ganar terreno en los próximos meses. “Queremos ser el primer banco hipotecario en España a finales de este año o principios de 2020. No es un compromiso, pero sí es nuestra ambición”, ha recalcado González-Bueno.

El banquero asegura que una de las claves que le ha permitido crecer en el negocio de las hipotecas ha sido asumir los costes asociados a la formalización del préstamo sin aplicar grandes subidas de precios y apostar por la conversión de hipotecas, ya que “la gente de media pide tres hipotecas”. Para ING, la conversión es una clave y confiesa que en los últimos tiempos su tasa de conversión se ha más que duplicado.

Al hilo de las recientes palabras del gobernador del Banco de España, en las que ha recalcado que los precios de la vivienda se encuentran en niveles razonables teniendo en cuenta sus fundamentales, aunque ha dejado caer que una potencial caída de la valoración de los inmuebles tendría un impacto negativo en el sector, el primer espada de ING ha aclarado que no ve “el mismo comportamiento en los bancos que se dio antes de la crisis. La veo más prudente y sin financiar el 100%” del precio de compra más un préstamo personal para comprar un coche, los muebles o los electrodomésticos.

Por otro lado, ha animado a los particulares a invertir, ya que cataloga de ‘error’ tener el ahorro a largo plazo parado en una cuenta corriente en un momento en el que los tipos de interés se encuentran en mínimos históricos, y con la previsión de que el Banco Central Europeo (BCE) no aplique la primera subida hasta, al menos, el primer semestre del año que viene.