Información sobre vivienda y economía

La Audiencia de Oviedo también obliga al banco a asumir el gasto hipotecario de la tasación de la casa

El Supremo debe pronunciarse sobre el reparto de este gasto, previo a la concesión de la hipoteca

Pixabay
Pixabay
Autor: Redacción

La Audiencia Provincial de Oviedo, en una sentencia reciente, establece que la entidad financiera es la que debe asumir el gasto de la tasación de la vivienda, un paso imprescindible a la hora de conceder la hipoteca. El fallo está en línea con los que han dictado otros juzgados provinciales, como por ejemplo los de Madrid o Málaga, y sigue la doctrina de las directrices marcadas por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en la sentencia del pasado 16 de julio. Además, llega a la espera de que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre en quién recae este gasto.

El caso que ha resuelto el órgano judicial asturiano condena a Deutsche Bank a asumir el gasto de la tasación, después de que la entidad recurriera el fallo de primera instancia. En concreto, los magistrados consideran que el banco no puede negar al cliente la reclamación de las cantidades pagadas por este concepto "ante la falta de una norma nacional aplicable en defecto de pacto que impusiera al prestatario el pago de la totalidad o de una parte de esos gastos". 

Para reforzar su posición, la Audiencia Provincial de Oviedo recuerda que la sentencia del TJUE del pasado verano ya aclaraba que las cantidades pagadas por el prestatario en concepto de gastos hipotecarios a raíz de una cláusula abusiva debían ser restituidas por la entidad, menos cuando el derecho nacional disponga lo contrario. Es decir, que cuando se declare nula la cláusula de los gastos hipotecarios al ser considerada abusiva, el Tribunal de Luxemburgo se opone a que el juez nacional niegue al consumidor la devolución de las cantidades abonadas en virtud de esa cláusula. 

A la espera del Supremo

Recordemos que el Alto Tribunal ya ha repartido los demás gastos hipotecarios. En una sentencia de principios de 2019 decidió realizar una distribución casi salomónica entre cliente y entidad financiera. En concreto, estableció que sobre el hipotecado debía asumir el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD), el 50% de la notaría y el 50% de la gestoría, mientras que la entidad financiera debía hacerse cargo de la otra mitad del gasto de notaría y gestoría, así como el 100% del gasto del registro. Sin embargo, a finales del año pasado modificó su criterio y decidió cargar al banco el 100% del gasto de la gestoría. 

Sin embargo, el Supremo todavía no ha aclarado quién debe asumir el gasto de la tasación del inmueble, paso necesario para que se pueda conceder la hipoteca. 

Según explica Carmen Giménez, letrada de G&G Abogados, "el reparto de los gastos a día de hoy, quedaría de la siguiente manera, según el Tribunal Supremo: notaría al 50% entre prestamista y prestatario; IAJD 100% el prestatario, y registro y gestoría, 100% el prestamista". En su opinión, el gasto de la tasación debería ser asumido por la entidad financiera, en línea como han establecido los tribunales provinciales. 

"El Supremo aún no se ha pronunciado, pero de acuerdo a los criterios de la mayoría de las Audiencias Provinciales, y a la falta de normativa nacional que determine la imputación del gasto a una u otra parte, y siendo que en la tasación, al momento de constituir el préstamo, está interesado el banco, puesto que precisa fijar un precio o valor a efectos de subasta por si tuviera que iniciar un procedimiento de ejecución hipotecaria, el 100% debería de corresponderle al prestamista", recalca la abogada.