Información sobre vivienda y economía

Bankinter: “Hay una demanda de vivienda embalsada esperando a que se estabilice el mercado para comprar”

Gtres
Gtres

Bankinter está convencido de que hay muchos pequeños ahorradores que están esperando a que el sector inmobiliario vuelva a la normalidad para adquirir una casa. Esta conclusión sale del estudio que ha realizado la entidad financiera sobre su portal online Coinc, en el que uno de cada diez ahorradores tiene una meta vinculada a la vivienda y se gestionan más de 70 millones de ahorro destinados a este fin, prácticamente el 10% del total.

Los particulares están al acecho del mercado inmobiliario. Preparados y con un dinero ahorrado, esperan a que el sector se estabilice definitivamente para dar el paso final y comprar una vivienda.

Ésta, al menos, es la visión que deja patente Bankinter en el Informe Coinc 2015, en el que la entidad financiera ha analizado los datos de los clientes de su portal de ahorro online para crear una radiografía del pequeño ahorrador y desvelar cuál es su capacidad para guardarse algo de dinero y, sobre todo, qué objetivos nos llevan a ahorrar… Y es justo en este punto donde la vivienda tiene un papel protagonista.

“En la edición de este año se mantiene estable el porcentaje de personas que ahorran de cara a la adquisición de una futura vivienda, que suponen el 9,4% de los clientes del portal. Este dato refrenda que hay demanda de vivienda embalsada esperando que se estabilice el mercado inmobiliario para comprar y también que los ahorradores son previsores y reservan dinero para poder afrontar sus futuras cuotas en el caso de posibles subidas de tipos de interés”, explica Bankinter.

Del informe, elaborado a partir de los datos de 72.000 clientes del portal y sus 800 millones de euros ahorrados, podemos extraer varios datos interesantes que refuerzan la teoría de la entidad. Uno de ellos es que la vivienda es el objetivo concreto más importante de los ahorradores.

Prácticamente uno de cada diez usuarios de la plataforma online de Bankinter asegura que está guardando dinero para su casa (ya sea para comprar una o rehabilitar la que tiene), mientras que un 8,9% ahorra para irse de viaje, otro 6% para adquirir una moto o un coche y otro 3% para la formación (bien para la de sus hijos o para cursar algún tipo de grado superior). La partida más importante que aparece en el estudio es la de ahorro a secas (que supone un 56,6%), por lo que la vivienda ocupa el primer motivo específico de los ahorradores.

“Excluyendo el ahorro, la vivienda acumula la mayor parte del total de metas abiertas en Coinc (9,4%). Es una categoría muy estable que apenas ha variado entre el 8% y 10% a lo largo de todos los meses desde que la plataforma salió al mercado hace casi tres años”, detalla la entidad.

¿Y de cuánto dinero estamos hablando? Estos porcentajes se traducen en más de 70 millones de euros que Bankinter gestiona, lo que significa que el ahorro destinado a la vivienda supone prácticamente el 10% del dinero que mueve la plataforma online.

Además, y como consecuencia del elevado coste de adquirir una vivienda, es el que registra un objetivo de ahorro y un saldo medio en la cuenta más altos. “La vivienda tiene un objetivo de ahorro medio de 30.900 euros y un saldo medio de 12.000 euros”, añade el estudio.

En cambio, los cálculos de Bankinter apuntan a que el objetivo total medio ronda los 24.000 euros (es, por tanto, un 22% inferior al de la vivienda), mientras que el saldo medio ronda los 11.000 euros (es un 8,3% más reducido que el de la casa).

La vivienda también está a la cabeza del ranking en la comparativa del plazo medio de ahorro. Mientras el promedio de los usuarios de la plataforma se sitúa en un plazo de 25,8 meses, en el caso de la vivienda el tiempo medio se eleva hasta 29,5 meses.

Sin diferencias de sexo… pero sí edad

El estudio realizado por Bankinter también compara el ahorro en materia de vivienda que realiza hombres y mujeres y el cambio de metas que se producen las diferentes franjas de edad.

En cuanto al sexo, la entidad asegura que hay un empate técnico (un 9% de los objetivos de ahorro masculinos está vinculado a la vivienda, la misma cifra que en el caso de las féminas). Y no es el único caso: por ejemplo, ambos sexos otorgan la misma importancia a la formación (un 3%, independientemente de que sea para sí mismo o sus descendientes). En cambio, los varones se marcan un mayor número de metas relacionadas con el coche o la moto, mientras que las mujeres lo hacen con los viajes o la moda.

¿Y qué dice la comparativa de las franjas de edad? Aquí sí encontramos grandes distancias. Mientras que los menores de 25 años dan prioridad al coche, los productos de electrónica (móvil, tableta, ordenador…), a los viajes o a la moda, a los ahorradores de entre 25 y 34 años lo que más les preocupa es la vivienda (11%), igual que a los de entre 35 y 45 años. Y ese es, precisamente, el perfil de usuario que tiene la plataforma de Bankinter.