Información sobre vivienda y economía

Adiós a las placas solares de la azotea: llegan los paneles que logran obtener energía desde la ventana

Kickstarter
Kickstarter
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

El Sol, incandescente, emite muchísima energía, que es la que permite la vida en nuestro planeta. “El Sol emite suficiente energía a la Tierra cada segundo para satisfacer toda la demanda de energía humana durante más de dos horas”, aseguran Emily Kerr y Abagail Burrus, estudiantes de posgrado en química y biología orgánica en la Universidad de Harvard.

Esta energía se caracteriza por ser limpia y renovable, pero también por la dificultad y el alto coste para recolectarla. Algo que, a pesar de su indudable potencialidad, ha hecho que en muchas ocasiones se haya declinado la posibilidad de trabajar con ella. Y es en este contexto en el que mejorar y facilitar su uso se ha convertido en un auténtico reto, en especial si tenemos en cuenta cómo el uso de fuentes de energía de origen fósil afecta de forma negativa a nuestro planeta.

Los datos confirman la necesidad de trabajar para dar a la energía solar el protagonismo que merece, ya que, según algunas fuentes, en 2018 menos del 2% de la energía mundial tenía como fuente el astro rey. Unas cifras que siguen siendo muy reducidas, a pesar de que desde el año 2000 la cantidad de energía solar recolectada aumentó en más de 300 veces-

Krystal Persaud, diseñadora industrial, activista y fundadora de la start-up Grouphug, cuyo su origen se encuentra en un colectivo de diseñadores activistas medioambientalistas una de las figuras que ha recogido el guante y se ha propuesta aportar su propuesta en esta línea. Su proyecto se basa en el uso de las células solares fotovoltaicas transparentes, una tecnología que aspira a revolucionar el mundo de la energía, aunque, por ahora, avanza a un paso más bien lento. La idea de Persaud se llama Window Solar Charger además de presentarse como una solución sencilla y viable para la recarga de nuestros móviles, cumple la importante tarea de naturalizar la tecnología fotovoltaica en el entorno doméstico, quizás el mayor desafío al que se enfrenta el diseño verde.

Pero su punto fuerte, y lo que puede hacer que este invento se convierta en la punta de lanza de la energía solar, es su apabullante sencillez. El ingenioso invento no es más, como su nombre indica, que un pequeño artilugio con un marco de madera que se cuelga en la ventana, pero con la particularidad de que, además de ayudar a ocultar el interior de la vivienda fuera de la vista de los cotillas, las placas solares que incorpora recolectan la luz solar y la transforman en energía utilizable. A diferencia de la mayoría de los paneles solares, que están diseñados para poner en las azoteas o en amplios solares, el ingenioso artilugio de esta activista está diseñado de forma específica para colgarse en cualquier ventana. Sus dimensiones lo facilitan tanto instalarlo como moverlo, ya que no ocupa más de 33 centímetros de alto, 25 de ancho y 3 de profundidad.

Kickstarter
Kickstarter

“La mayoría de los consumidores quieren ayudar al medio ambiente, pero solo una pequeña porción quiere hacer un esfuerzo para adoptar hábitos sostenibles. Honestamente, no los culpamos. Ser ecológico es menos conveniente, más costoso y a falta de una palabra mejor, engorroso. Somos conscientes que los viejos hábitos son difíciles de cambiar y estamos trabajando duro para diseñar productos que encajen con el estilo de vida actual de las personas sin que les merezca mayor esfuerzo”, afirman desde la start-up Grouphug. Una forma fácil y sencilla de obtener energía en casa y actuar de forma respetuosa en relación con el medio ambiente.

Todo el dispositivo se conforma de un panel solar de 1 W y una batería de 2.200mAh. Con todo esto es capaz de recoger la energía directa del sol durante un periodo de entre 8 y 10 horas, incluso cuando el cielo está nublado. Cuando se encuentra a su máxima capacidad, es capaz de cargar entre una y dos veces un teléfono móvil.

Tras haber logrado el reto marcado, de lograr los suficientes compradores en la plataforma Kickstarter, se espera que el producto se lance definitivamente al mercado en abril de 2020.

Kickstarter
Kickstarter
Si te interesa y quieres hacerte con uno de ellos, puedes hacerlo a través de su página web, No tenemos duda de que será una buena inversión y, quizás, el primer paso hacia la generalización de este tipo de fuentes de energía, que, entre otras cosas, ayudará a mejorar la supervivencia de nuestro pequeño planeta azul.