Información sobre vivienda y economía

La banca calienta motores para sumarse al boom de las socimis

Falta un telediario para que los bancos aparezcan en este negocio”. Ésta fue la reflexión que planteó Javier Basagoiti, socio director de la firma de capital riesgo Corpfin Capital, la única con dos socimis en bolsa, en la celebración de la octava edición de inmofondos. Una tesis que comparte el consenso de expertos.

A lo largo de la jornada, el sector dejó claro que la banca está allanando el terreno para sumarse al boom de estos vehículos de inversión inmobiliaria, protagonistas indiscutibles de las salidas a bolsa en España y de la compraventa de activos inmobiliarios en el último año. Pero antes de lanzar sus propias socimis, el primer paso es ofrecer a sus clientes la posibilidad de invertir en el ladrillo mediante su división de banca privada.

“No es lo mismo que los bancos promuevan sus propias socimis a que ofrezcan a sus clientes invertir en ellas a través de su banca privada. De momento estamos en el segundo punto, aunque en el futuro sí que veremos la creación de socimis por parte de los bancos”, asegura Antonio Fernández, presidente de Armabex, quien afirma que está trabajando en varios proyectos ligados a banca privada.

“Tenemos 40 expedientes de socimis de perfiles muy diferentes que quieren estrenarse en bolsa en los próximos meses y hay varios destinados a la banca privada porque el sector no tiene productos que ofrecer. Las propuestas están llegando por días”, sostiene.

El hecho de que los bancos tengan interés en abrir el abanico de productos que ofrece tiene su explicación. Las maniobras que está llevando a cabo el Banco Central Europeo (BCE) para impulsar la recuperación económica y los precios, sumadas a las incertidumbres mundiales, están reduciendo a marchas forzadas el atractivo de opciones como los depósitos, la deuda pública o la renta variable (bolsa).

Los depósitos bancarios, por ejemplo, ofrecen actualmente una rentabilidad media del 0,28%, frente al 1,5% de hace dos años o al 2,9% registrado a principios de 2012, mientras que el Ibex 35 se ha convertido en uno de los índices bursátiles europeos que peor se ha comportado en los últimos meses.

Es en este contexto de escasas opciones para sacar partido al dinero donde los clientes con cierto patrimonio y conocimiento financiero están demandando de forma muy activa inversiones alternativas como las socimis. De ahí que decenas de firmas de banca privada vayan a empezar a ofrecer en masa esta posibilidad.

Las socimis de bancos, en gestación

A pesar de que la idea de que la banca lance sus propias sociedades de inversión inmobiliaria no tiene un carácter inminente, lo cierto es que el mercado asegura que los proyectos ya están en marcha.

La consultora JLL decía hace unos meses que “la gran mayoría de los grandes bancos internacionales y compañías aseguradoras están configurando su propio vehículo de inversión inmobiliaria para beneficiarse de las exenciones fiscales”, mientras que una firma de inversión española asegura a idealista/news que tiene constancia de que “hay varios bancos españoles moviendo hilos para intentar sacar sociedades de este tipo. El objetivo es dar visibilidad a aquellos activos que hasta ahora no han podido vender, entre los que habrá residencial en alquiler y suelo”. 

Y no sería un movimiento extraño. Deutsche Bank, a través de su gestora, cuenta con su propia socimi, aunque hasta ahora se ha basado en comprar activos. Se trata de Trajano Iberia, lleva desde finales de julio cotizando en el MAB y tiene en cartera tres activos por los que ha pagado 140 millones de euros: un edificio en Bilbao de uso mixto (comercial y oficinas), el parque empresarial Isla de Manoteras compuesto por dos edificios (Madrid) y un centro comercial en Vila Real–Douro (Portugal).

El motivo que llevó a la división de gestión de la entidad alemana a adentrarse en el universo de las socimis fue dar salida al exceso de capital de sus clientes, interesados en invertir en el sector inmobiliario a través del banco.

“Esto no se había planteado antes, pero hemos tenido que hacerlo para dar salida al capital y paliar la falta de opciones interesantes de inversión”, asegura Daniel Gálvez, Head of Real Estate Asset Management de Deutsche Bank.

Desde Armabex también afirman que las socimis de bancos serán un factor estabilizador del mercado inmobiliario a medio plazo y que ayudarán a que estos vehículos lleguen al inversor particular y no solo a los inversores profesionales.  “Las socimis son un canal de entrada al ladrillo para cualquier inversor, incluso para el pequeño. Están creadas para dar liquidez y proteger al minoritario”, concluye el socio director de Corpfin.