Información sobre vivienda y economía

¿Cómo estará la economía en 2019? Las grandes previsiones económicas que dibuja el Gobierno

El pasado viernes el Ejecutivo en funciones presentó el Programa de Estabilidad 2016-2019, un documento que recopila los pronósticos durante ese tiempo de las principales variables económicas. Antes de 2020, según el informe, la tasa de paro bajará al 13%, habrá 19,9 millones de ocupados y la deuda pública se reducirá hasta el 96% del PIB, mientras que el barril de petróleo seguirá por debajo de 50 dólares y el euríbor se mantendrá en niveles históricamente bajos.

Resumimos las 10 previsiones que marcarán el futuro de la economía y que, de cumplirse, transformarán a España:

1. El paro bajará al 13%. La hoja de ruta del Gobierno en funciones pasa por una reducción del desempleo de 1,78 millones. Según los últimos datos del INE, a cierre de marzo había en nuestro país 4,79 millones de personas sin trabajo, cifra que caerá por debajo de la barrera de los 3 millones a finales de 2019. Para entonces, dice el Programa de Estabilidad, la tasa de paro se situará en el 13%, frente al 21% registrado en el primer trimestre de este ejercicio. Para abrir boca, se espera que la tasa de desempleo caiga hasta el 18,7% en la recta final de 2016.

2. Habrá casi 20 millones de españoles trabajando. Los próximos años no solo estarán marcados por un descenso del número de parados, sino que también veremos un fuerte crecimiento de empleo. Tanto es así que en el año 2019 el mercado laboral contará con casi 20 millones de trabajadores en activo. De acuerdo con el documento, el número de ocupados pasará de 18,29 millones a 19,94 millones. Esto significa que habrá 1,84 millones de personas más cotizando.

3. El PIB no volverá a crecer un 3%. En lo que a crecimiento económico se refiere, las previsiones son algo más moderadas. Y es que el Ejecutivo no cree que el PIB pueda repetir las cifras de 2015 y avance un 3%. Su pronóstico es que la economía se expandirá este año un 2,7% (medio punto porcentual menos que en el pasado ejercicio), un 2,4% en 2017 y un 2,5% en 2018 y 2019. A la espera de ver cómo evoluciona la actividad, lo cierto es que en el arranque del año el ritmo de crecimiento ha sido más positivo de lo esperado. Hasta marzo, el PIB ha subido un 0,8% respecto al cierre de 2015 y un 3,4% en tasa anual.

4. El euríbor a tres meses estará en el 0%. En la ‘bola de cristal’ del Gobierno, el euríbor (el indicador que sirve de referencia a la mayoría de las hipotecas en España y para medir el interés al que están dispuestos a prestarse dinero los bancos entre sí) seguirá en zona de mínimos. En su tasa a tres meses, detalla el documento, seguirá en terreno negativo hasta 2018 para quedarse en el 0% en 2019. Todo un indicador de que no se esperan cambios bruscos en los tipos de interés en lo que queda de década.

5. El petróleo se mantendrá por debajo de 50 dólares. Otra de las buenas noticias que incluye el Pacto de Estabilidad es que el precio del petróleo seguirá en los niveles actuales durante los próximos ejercicios. Este año, el barril Brent podría acabar por debajo de 40 dólares, mientras que en los tres siguientes la previsión es que se mueva alrededor de los 45 dólares, en línea con el nivel en el que cotiza actualmente. Esta contención en el precio del crudo es tremendamente beneficioso para nuestro país, ya que le permitirá ahorrar en la importación de esta materia prima.

6. La eurozona seguirá con un crecimiento moderado. Los países de la moneda común registrarán un crecimiento económico inferior al 2% en lo que queda de década. Este año será el peor de todos: el Ejecutivo vaticina que el PIB de la eurozona avanzará un leve 1,4%, dos décimas menos que en 2015. El año que viene, en cambio, crecerá un 1,7%; en 2018, un 1,8% y en 2019, un 1,9%. Para entonces, la economía mundial se expandirá casi un 4%.

7. Subirán las exportaciones y bajarán las importaciones. Las ventas de productos y servicios españoles al exterior seguirán al alza y crecerán más de un 5% cada año. Para 2019, si se cumplen las previsiones, las exportaciones crecerán un 5,7%, el mejor resultado en un lustro. Las importaciones, por su parte, se ralentizarán y su crecimiento bajará del 7% desde el año próximo para situarse alrededor del 6,1% dentro de cuatro ejercicios. Todo ello se producirá con un euro estable en su cruce frente al dólar. Y es que el Gobierno fija un cruce de 1,1 unidades del billete verde por cada euro durante un lustro.

8. Se recaudarán 50.000 millones más en impuestos. Hacienda espera un fuerte aumento de la recaudación a medida que más personas se vayan incorporando al mercado laboral y las empresas vayan incrementando sus beneficios. Así, en 2019 el Estado podría recaudar algo más de 292.600 millones de euros en impuestos, frente a los 242.265 millones que se lograron el año pasado. De cumplirse este pronóstico, la recaudación se incrementará en unos 50.000 millones de euros, de los que unos 20.000 millones procederán de las familias y otros 8.000 millones de las empresas.

9. Bajará el gasto público. El crecimiento económico permitirá que la variable gasto público sobre PIB se reduzca en torno a 3 puntos porcentuales. Si en 2015 esta ratio se situaba en el 43,3%, este año podría bajar del 42%. Para 2019 se espera que caiga hasta el 40,1%. En ese ejercicio, calcula el Gobierno, el gasto público superará el medio billón de euros, lo que significa que el Estado gastará unos 85.000 millones más que en 2007. El ejercicio 2012 fue el último en el que el gasto público rebasó el medio billón de euros, algo que no se volverá a repetir hasta 2019.

10. La deuda se alejará del 100%. Otra de las variables que contempla el Programa de Estabilidad es la de la evolución de la deuda pública, que iniciará una tendencia bajista según el Ejecutivo. A pesar de que tanto en 2016 como en 2017 la variable seguirá por encima del 99% del PIB, se espera que en 2019 se reduzca hasta el 96% del PIB. De nuevo, el crecimiento económico será determinante para poder cumplir esta previsión y sacar a España de la lista de países europeos que más dinero debe al exterior. Las últimas estadísticas comunitarias nos colocan en la sexta posición en el ranking de los más deudores.