Información sobre vivienda y economía

Algo está cambiando: los gigantes del Ibex ya se financian más con bonos que con créditos bancarios

Autor: Redacción

Los gigantes empresariales cotizados ya están poniendo en práctica la recomendación de los expertos en materia de financiación: hay que buscar recursos más allá del sector bancario, igual que sucede en el resto de Europa.

Prueba de ello es que en 2015, por primera vez en la historia, las empresas no financieras que forman parte del Ibex 35 consiguieron más dinero en el mercado de bonos (renta fija) que a través del sector financiero. Según calcula el servicio de estudios de Bolsas y Mercados Españoles (BME), consiguieron 115.000 millones de euros a través de las emisiones de deuda, mientras que ‘solo’ lograron 83.000 millones de financiación bancaria tanto a corto como a largo plazo. Dicho de otro modo, consiguieron 32.000 millones más vía colocaciones que mediante préstamos tradicionales.

Evolución de la financiación de las empresas no financieras

Evolución de la financiación de las empresas no financieras

“A partir de las cuentas auditadas de un conjunto homogéneo de compañías no financieras del Ibex, entre 2010 y 2015 los recursos propios aumentaron un 15,4% y su endeudamiento financiero se redujo un 12,2%, con un descenso de casi el 40% en crédito bancario y un aumento paralelo del 23% en las emisiones de renta fija”, sostiene el gestor de la bolsa.

Distinguiendo por plazos, el estudio detalla que la deuda corporativa a largo plazo aumentó el pasado año un 13,7%, hasta situarse en 94.700 millones, frente a los 65.800 millones de financiación bancaria. En el caso de la deuda corporativa a corto plazo, el crecimiento se dispara prácticamente un 100%, hasta alcanzar los 20.300 millones de euros de 2015, concentrándose el crecimiento sobre todo en 2015.

Todo empezó en 2009

BME asegura que 2009 fue el punto de inflexión en la materia, justo en plena tormenta económica y financiera.

“El volumen total de emisiones se incrementó considerablemente a partir del año 2009, en línea con la tendencia global de una mayor financiación vía mercados de capitales tras la crisis. Así, el volumen anual medio emitido pasó de 10.680 millones de dólares durante el periodo 2000-2008 a 27.429 millones de dólares durante el periodo 2009-2015”, argumenta.

Otro dato que muestra el 'estirón' que está dando la financiación no bancaria en España es el del número de empresas que salen al mercado de capitales en busca de recursos económicos.

"En 2007 y 2008 solo 8 y 4 empresas no financieras españolas, respectivamente, fueron capaces de emitir en los mercados de bonos. Apenas 5 años después (2013) fueron 30 las empresas que emitieron, aumentando el número en 2014 a 39 y en 2015 a 31. Los importes emitidos también se multiplicaron: pasando de los 8.980 millones en 2008 a los 38.090 en 2013, los 30.000 en 2014 y los 24.490 millones en 2015", detalla el estudio.

Una estrategia correcta

Según el informe, este proceso de cambio se ha producido en un contexto de bajos tipos de interés y búsqueda de rentabilidades que se ha instaurado tras la crisis financiera global que, junto a la caída del crédito bancario debido a las necesidades de desapalancamiento del sector, han provocado un aumento de la financiación de las empresas vía mercados de capitales.

Con este cambio en sus fuentes de financiación están siguiendo la estrategia de reestructuración financiera recomendada por la mayoría de organismos financieros internacionales: más capital y una menor dependencia del canal bancario en su financiación. Ahora la clave está en que el conjunto de las empresas sigan este mismo camino.

"La senda marcada por las empresas no financieras del Ibex 35 coincide en gran medida con los retos financieros del tejido empresarial español: la necesidad de ganar tamaño, una reducción del endeudamiento que ya se ha producido de forma significativa y la diversificación de las fuentes de financiación con presencia en los mercados de capitales", concluye el estudio.