Información sobre vivienda y economía

Colonial se une al club de las socimis: los accionistas aprueban la reconversión

Autor: Redacción

La Junta de Accionistas de Colonial a dicho 'sí' a la reconversión de la compañía en una sociedad de inversión inmobiliaria.

Así, la firma patrimonialista se convertirá en la segunda socimi más importante de España con una capitalización de 3.000 millones de euros y en la segunda de referencia en el Ibex 35, índice en el que recuperó un sillón hace apenas dos semanas tras permanecer nueve años en el mercado continuo. 

La Junta de la compañía ha dado luz verde al proceso un mes después de que el Consejo de Administración de Colonial anunciara su plan para entrar a formar parte del universo de las socimis, una figura que tiene su propio marco fiscal y que permite a estos vehículos pagar menos impuestos a cambio de cotizar en bolsa y cumplir criterios como dedicarse al arrendamiento de inmuebles y repartir dividendo. 

Centrada en la inversión en oficinas prime, la cartera de Colonial incluye actualmente 63 inmuebles repartidos entre tres ciudades: Madrid, Barcelona y París. Entre todos ellos suman casi 862.000 m2 de superficie y un valor de mercado que supera los 8.000 millones de euros.

Tras esta decisión, la firma patrimonialista roba la medalla de plata del sector de las socimis a General de Galerías Comerciales (GGC), que debutará el próximo martes con un valor de mercado de 2.000 millones. Será la tercera sociedad de inversión inmobiliaria más potente del mercado español, adelantando a rivales como Axiare, Lar o Hispania, y se convertirá en la compañía con la mayor capitalización del Mercado Alternativo Bursátil (MAB). 

Los beneficios de ser socimi

Según la propia Colonial, la reconversión tendrá las siguientes ventajas:

1. Una reducción de la tasa impositiva efectiva al 0%.

2. Una mejora inmediata del 'cash flow' de la compañía.

3. Un impacto positivo inmediato de 72 millones de euros en fondos propios y beneficios consolidados de 2017, debido a la devolución de provisiones contabilizadas en 2016.

4. La posibilidad de seguir utilizando los 1.300 millones de euros en créditos fiscales para estructurar operaciones de inversión y desinversión en inmuebles.

5. Un mayor acceso a capital, pudiendo atraer a inversores institucionales que únicamente adquieren acciones de compañías en régimen de socimi.

6. Un posible aumento de la liquidez de la acción de Colonial debido al acceso a un mayor universo de inversores institucionales a nivel global.  

"El acogimiento al régimen de socimis no supone ningún cambio en la estrategia corporativa del grupo ni en el Business Plan. El nuevo régimen se aplicaría con efectos retroactivos a partir del 1 de enero 2017. La conversión supone un paso más en la vuelta a la normalidad, posicionándose el Grupo Colonial como REIT de oficinas, siendo los “REITs” vehículos de inversión ampliamente reconocidos y muy positivamente valorados por la comunidad inversora internacional", ha explicado Pere Viñolas, CEO de la sociedad. 

Ahora Colonial tiene pendiente realizar algunos trámites administrativos (por ejemplo, cambiar su denominación, darse de alta en el régimen...), pero a efectos del mercado y los inversores, ya es considerada una socimi. De hecho, los beneficios fiscales tendrán efectos en todo el ejercicio fiscal.