Información sobre vivienda y economía

Las familias invierten más que nunca en depósitos... aunque su rentabilidad esté por los suelos

Autor: Redacción

La inversión de las familias españolas en depósitos bancarios bate récord justo cuando estos productos financieros ofrecen una rentabilidad históricamente baja. Ver para creer.

Según los últimos datos del Banco de España, los hogares residentes en nuestro país tienen invertidos 775.300 millones de euros en depósitos (dato referente al cierre de junio), lo que se traduce en el nivel más elevado desde que el regulador de la banca recopila esta estadística.

Tal y como se aprecia en el gráfico, hace siete años el volumen de depósitos se consolidó por encima de 700.000 millones, duplicando así el contabilizado a principios de siglo (hasta finales de 2003 el dato no llegaba a 400.000 millones) y superando en casi cuatro veces los registros en los años 90 (por aquel entonces la cifra estaba por debajo de 200.000 millones). Hasta ahora el nivel más elevado se produjo en diciembre de 2016, cuando la inversión en depósitos rebasó los 771.000 millones. 

Lo curioso del asunto no es que las familias usen los depósitos para sacar partido a sus ahorros, porque tradicionalmente ha sido uno de los productos de inversión más frecuentes en sus carteras. Lo más destacado es que esta apuesta se produce en un momento en el que esta alternativa apenas renta. 

Con los tipos de interés en mínimos históricos y un programa de compra de deuda en marcha por parte del BCE, activos como los bonos o los depósitos están ofreciendo unas rentabilidades muy reducidas. De hecho, España ha pasado de ser uno de los países que más rentaban los depósitos a estar a la cola de Europa.