Información sobre vivienda y economía

El fondo de Noruega convierte a Colonial en su gran apuesta en el inmobiliario español

No hay un inversor institucional más influyente en el continente europeo que el fondo soberano de Noruega

Pere Viñolas, consejero delegado de Inmobiliaria Colonial / Foto: ESADE
Pere Viñolas, consejero delegado de Inmobiliaria Colonial / Foto: ESADE
Autor: Redacción

No hay un inversor institucional más influyente en el continente europeo que el fondo soberano de Noruega. Sus movimientos son seguidos al milímetro por los inversores más influyentes del mundo, que siguen la pista a los cerca de 800.000 millones de euros que Norges Bank tiene repartidos en renta variable en todo el mundo. De esa cantidad, alrededor de 10.000 millones corresponden al mercado español, donde al cierre de 2020 tenía 77 participaciones.

Es decir, alrededor del 1% de su cartera total de renta variable. El último gran movimiento del gigante se ha producido en Inmobiliaria Colonial. Norges Bank ha superado por vez primera el umbral del 3% en la socimi cuyos activos estaban valorados al cierre de 2020 en 12.020 millones de euros y que terminó el pasado ejercicio, marcado por el estallido del coronavirus, con un resultado neto recurrente de 138 millones.

El pasado fue un ejercicio de ajuste en pleno desarrollo de la pandemia. Los  ingresos por rentas de Colonial se redujeron un 3%, sobre todo por el impacto de las desinversiones de activos no estratégicos. Pero en términos comparables, es decir, ajustando inversiones, desinversiones y variaciones en la cartera de proyectos y rehabilitaciones y otros extraordinarios, los ingresos por rentas experimentaron un suave descenso del 1%.

Con estas credenciales, Norges Bank ha comprado algo más de un 1% de Colonial en estos tres primeros meses del año, ya que cuando acabó el ejercicio pasado tenía en cartera el 1,94%. Unas adquisiciones de títulos que convierten a la socimi en la mayor apuesta del fondo soberano noruego en el mercado inmobiliario español, tanto por el porcentaje alcanzado como por el valor en bolsa del potente paquete de acciones.

Siempre según los datos de cierre de 2020 que constan en la página web de Norges Bank, éste tenía el 1,98% de Merlin Properties y el 1,57% de Lar, las otras dos grandes socimis del mercado español por tamaño y liquidez. Colonial y Merlin son los dos colosos inmobiliarios cotizados del mercado nacional, con un valor de mercado que en ambos casos se sitúa alrededor de los 4.200 millones de euros. El 3% de Colonial vale en bolsa alrededor de 125 millones.

Entre las promotoras, Norges cuenta con el 2,60% de Inmobiliaria del Sur (la que hasta ahora era su mayor participación en una inmobiliaria española), el 2,44% de Neinor, el 1,76% de Quabit (en proceso de absorción, precisamente por parte de Neinor), el 1,66% de Metrovacesa y el 0,73% de Aedas. Por lo tanto, Norges está invertido en mayor o menor medida en todos los pesos pesados del sector inmobiliario nacional.

Empresa Participación (%)
 
Colonial
3,02
Inmobiliaria del Sur
2,60
Neinor              
2,44
Merlin Properties
 1,98
Quabit              
1,76
Metrovacesa
1,66
Lar 
1,57
Aedas
 
0,73

Pero las últimas compras de acciones también convierten a Colonial en una de las estrellas del porfolio español del fondo que se nutre, fundamentalmente, de los jugosos beneficios de las exportaciones del crudo noruego. Al cierre del año pasado, Norges sólo sumaba 13 participaciones superiores al 3% en el mercado español, con Iberpapel, Applus, BBVA, Faes y Técnicas Reunidas a la cabeza.