Información sobre vivienda y economía

Cuatro países europeos tienen una tasa de paro juvenil superior al 40% (Ranking)

Autor: Redacción

Las cifras no engañan: el estado de salud del mercado laboral de la Unión Europea es muy diferente según el país que analicemos.

Y es que, mientras que algunos registran un desempleo juvenil superior al 40%, en otros ocho ni siquiera llega al 15%. En uno, incluso, la tasa de paro entre los jóvenes de 15 y 24 años ni siquiera llega al 10%, de acuerdo con las cifras que maneja Eurostat, la oficina de estadísticas comunitaria, y que ha recopilado el Instituto de Estudios Económicos (IEE).

Los peores en la lista, como sospechamos todos, son los países mediterráneos. En 2015, Grecia registró la tasa de paro más elevada entre los menores de 24 años con un 49,7%, lo que significa que uno de cada dos jóvenes no tenía trabajo. El segundo en el ranking es España, cuyas cifras no son mucho mejores que las del vecino heleno: el año pasado la tasa de paro juvenil se situó en el 48,3%.

En Croacia e Italia la cifra también supera el 40%, mientras que encontramos otros dos países en los que se sitúa en el 32%: se trata de Portugal y Chipre.

Por encima del 20% también se encuentran Eslovaquia (26,4%), Francia (24,7%), Finlandia (22,4%), Bélgica (22,1%), Rumanía (21,7%), Bulgaria (21,6), Irlanda (20,9%), Polonia (20,8%) y Suecia (20,4%). Hasta la media de los Veintiocho supera el 20% (alcanza el 20,2%), lo que significa que de cada cinco menores de 24 años europeos hay uno que no tiene empleo.

Los demás países de la lista están por debajo del 20% y encontramos a varios que registran una tasa inferior al 15%. Hablamos de Reino Unido, Estonia, República Checa, Malta, Países Bajos, Dinamarca y Austria. Ahora bien, la envidia de todo el Viejo Continente es Alemania, cuya tasa de paro juvenil se sitúa en el 7,2%. Es el único país de toda Europa con una tasa de un solo dígito.

Con todo, y a pesar de que las cifras siguen siendo extremadamente preocupantes, lo cierto es que en el último año el paro juvenil se ha reducido con fuerza. En 2014, de hecho, en España y Grecia superaba el 50%, mientras que en el conjunto de la UE la media se encontraba en el 22%.